La seborrea y otros problemas en el cuero cabelludo de los niños

Qué molestias pueden tener nuestros hijos en el pelo y la cabeza

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Los niños también pueden tener problemas en el cuero cabelludo, al igual que les sucede a los adultos. Para muchos niños es una zona muy delicada que es necesario cuidar con champús suaves adaptados a la infancia y frenar a tiempo las molestias ocasionadas por algunos males como la seborrea, las liendres y piojos o los hongos. En Guiainfantil.com encontramos la información sobre los problemas de los niños en el cuero cabelludo. 

Problemas más comunes del cuero cabelludo en los niños

Problemas en el cuero cabelludo de los niños

- Seborrea. Es uno de los problemas más comunes en el cuero cabelludo de los niños, aunque también puede afectar a las embarazadas. Se trata de un exceso de grasa que se produce en la cabeza y que afecta al pelo, provocando que aparezca caspa a edades tempranas, que el cuero cabelludo se hinche y que esté rojizo. También pueden llegar a aparecer escamas en la cabeza a causa de la alteración de las glándulas sebáceas. La manera de tratar este mal tan común es con un tratamiento que no sea agresivo para la cabeza del niño, el uso de champús sin componentes químicos y medicación controlada en los casos que esté muy avanzada la seborrea en las orejas u otras zonas de la piel. 

- Liendres y piojos. Un clásico en el cuero cabelludo infantil es la repentina aparición de liendres y piojos. Las liendres son los huevos que los piojos depositan en el cabello de los niños, que se convertirán en piojos si no se detectan y eliminan rápido, puesto que tardan unos 10 días en crecer.  La detección es sencilla, ya que los picores en todas las zonas de la cabeza son constantes y los niños se rascan la cabeza sin parar. 

El tratamiento consiste en quitarlos con un peine especial de púas, que es el que ayudarán según se vaya cepillando el cabello a atrapar las liendres y los piojos, así como los huevos ya sin vida que permanezcan en el cuero cabelludo. Sin embargo, el peine no es lo único a tener en cuenta, ya que también existen tratamientos especiales como los sprays, champús e incluso lociones o espumas que ayudan a que estos huevos mueran, y que resulte mucho más fácil eliminarlos. 

- Infección por hongos. Aunque parezca extraño, los hongos también se alojan en el cuero cabelludo, y pueden molestar precisamente mucho más al de los niños. Este tipo de infección puede llamarse también tiña del cuero cabelludo y puede contraerse, al igual que los hongos de los pies, en espacios públicos como piscinas o lugares donde haya mucha aglomeración. Detectarlo es sencillo, ya que el cuero cabelludo se inflama considerablemente, y también se advierten zonas de la cabeza descamadas o sin pelo, además de picores. 

Para terminar con este problema, es necesario acudir a la consulta del médico dermatólogo, que será quien suministre un medicamento por vía oral que termine con la molestia. Mientras tanto en casa es necesario lavar la cabeza del niño con sumo cuidado, utilizando champús muy suaves sin apenas componentes químicos, pero que siempre mantengan limpia la zona en cuestión. Es necesario lavarlo con agua tibia y aplicando el champú con un suave masaje.