Mitos y verdades sobre los piojos de los niños

Los piojos no son una enfermedad, no vuelan ni saltan

Los piojos no transmiten enfermedades, no son transmitidos a los animales, y no saltan ni vuelan. Si alguien te ha pasado informaciones como estas, no las consideres. Están equivocadas. Forman parte de una gran cantidad de mitos y verdades que existen sobre los piojos, y que solo sirven para aumentar las dudas y los temores de los padres cuando descubren que alguno de sus hijos o todos tienen piojos.

Los piojos son parásitos muy pequeños que habitan en la cabeza de los seres humanos. Para vivir y desarrollarse se alimentan de pequeñas cantidades de sangre del cuero cabelludo, y para reproducirse dejan sus huevos (liendres) en el pelo. El piojo tiene seis patas y no ocho como se suele decir.

Verdadades sobre los piojos:

padres revisan la cabeza a un niños

- El color del piojo varía del beis al gris, adecuándose al color del cabello que contagia. Su color se vuelve más oscuro después de que se alimenta. Y suele localizarse detrás de las orejas o en la nuca.

- Las hembras reproducen huevos rápidamente, hasta diez al día.

- Los huevos son adheridos al cabello humano mediante un sustancia parecida al pegamento y es muy resistente al agua.

- La incubación de los huevos suele durar de 8 a 10 días. Cuando nacen los piojos (las ninfas), a medida que van creciendo se van alejando de la raíz del pelo. Se convierten en adultos tras 10 días de nacidos. Un piojo adulto suele vivir hasta 30 días en una cabeza humana.

- Los piojos de la cabeza son la segunda afección más común entre los niños. Solo es superada por los resfriados comunes.

Los mitos sobre los piojos

- Los piojos son insectos que no saltan ni vuelan. Solo caminan, rápidamente. Pueden pasar de una cabeza a otra con mucha facilidad, a través del contacto o de alguna prenda.

- Los piojos no son una enfermedad ni representan riesgos a la salud pública.

- Las liendres no se contagian. Solo los piojos.

- Los piojos pueden vivir fuera de una cabeza hasta 24 horas. Así que pueden propagarse a través de cojines, almohadas, sillones, etc.

- Los piojos sí son resistentes al agua. Se puede contagiar de piojos en una piscina.

- Los piojos no se contagian por la falta de higiene. Les gusta tanto el pelo sucio como el limpio. Así que no hay que tener vergüenza de no tener piojos y si de no comunicar un caso de piojos y así evitar que se propaguen. Cualquier persona puede tener piojos.

- Las niñas se contagian más de piojos no porque suelen tener el pelo más largo y sí porque suelen tener más contacto físico entre las amigas.

- Los piojos de los animales no son transmitidos a las personas.

- La causa del picor que causan los piojos no es de sus mordeduras y sí de la saliva que inyectan ellos para alimentarse.

 

Si quieres saber más sobre piojos hemos preparado una serie de videos de piojos y pediculosis con un experto que te darán mucha información