10 trucos para curar picaduras de araña en los niños

Cómo tratar la hinchazón y el dolor de una picadura en los niños

Las arañas no suelen picar. Tan sólo atacan si se sienten amenazadas. Aunque hay más de cuarenta mil especies de arañas diferentes sólo algunas son realmente peligrosas como la viuda negra o la reclusa parda que pueden llegar a causar la muerte.

Por lo general sus picaduras no causan más allá de una pequeña erupción, enrojecimiento o dolor en la zona afectada, como si de una picadura de avispa se tratara. En los niños debido a que su masa corporal es menor la reacción puede ser más llamativa que en los adultos por lo que conviene prevenir su posible picadura.

10 consejos para curar una picadura de araña en los niños

Cómo curar picaduras de araña en los niños 

Ante la picadura de una araña en los niños conviene poner en práctica estos sencillos consejos:

1. Desinfectar la zona afectada lavándola con abundante agua y jabón.

2. Aplicar hielo para bajar la hinchazón y la sensación de calor causada por la picadura.

3. Algunos expertos recomiendan aplicar vinagre en la zona para que disminuya la sensación de ardor y calmar el dolor que causa la picadura de araña.

4. También reduce los síntomas la aplicación sobre la picadura de Aloe Vera natural.

5. El azafrán, según algunos expertos, también reduce el enrojecimiento mezclado con aceite de oliva y aplicándolo sobre la zona.

6.  Aplicar en la zona afectada cáscara de plátano fresca también reduce según algunos expertos el picor que provocan las picaduras de arañas.

7. Realizar una mezcla espesa de bicarbonato de sodio y agua y aplicarlo sobre la picadura también puede ayudar a aliviar los síntomas.

8. Conviene además mantener el miembro afectado en posición elevada, para evitar que el veneno se distribuya rápidamente. 

9. Si el niño se queja de dolor por la picadura podemos administrarle una dosis apropiada a su edad y peso de ibuprofeno.

10. Debemos evitar que el niño se rasque la zona afectada.

Si los síntomas fueran a más presentando además de la erupción cutánea, fiebre, dificultad para respirar, espasmos musculares, vómitos o dolor abdominal. En este caso hay que acudir al hospital más cercano de inmediato ya que podríamos estar ante una picadura de una araña venenosa. 

Es recomendable capturar a la araña que nos ha picado ya que facilitará su identificación por los profesionales sanitarios y ayudará a un mejor diagnóstico y tratamiento.

Cristina González Hernando. Redactora de Guiainfantil.com