Las arañas más peligrosas para los niños en España

Cómo reconocer las arañas más venenosas para los niños

Roi Piñeiro PérezPediatra

En España solo existen tres especies de araña con peligro potencial para los niños: la viuda negra, la araña marrón o de los rincones y la tarántula europea. El resto se tratan como otras picaduras leves.

Las arañas en realidad no pican, utilizan sus quelíceros o mandíbulas para morder e inocular el veneno. Sin embargo, picadura y mordedura se utilizan indistintamente en este caso. Para evitar la absorción del veneno, se recomienda siempre reposo del miembro afecto y frío local. 

Las 3 arañas más peligrosas en España para los niños

Las arañas más peligrosas en España

1. La viuda negra: Latrodectus tredecimguttatus (viuda negra hembra). Habita en la cuenca mediterránea, en áreas rurales cálidas. La mordedura suele pasar desapercibida, pero a los 30-40 minutos aparece una lesión rojiza centrada por dos puntos negros o violáceos, separados por menos de 6 mm. El veneno (llamado α-latrotoxina) puede producir un cuadro clínico conocido como latrodectismo, en cualquier caso poco frecuente en España. En caso de aparecer, los primeros síntomas aparecen aproximadamente a la hora de la mordedura (incluso pueden aparecer a los 15 minutos) y consisten inicialmente en sudoración y agitación. Durante las doce horas siguientes pueden asociarse: dificultad respiratoria, aumento de la frecuencia cardíaca, dolor torácico, hipertensión, hipersalivación, espasmos musculares dolorosos, y si el cuadro evoluciona, podría producir el coma e incluso la muerte, sobre todo en niños pequeños. Aunque este cuadro tan grave es muy raro, en caso de sospecha de este tipo de mordedura, es urgente acudir a un centro hospitalario y mantener observación en una unidad de cuidados intensivos pediátrica (UCIP). Existe un antídoto pero puede dar lugar a reacciones alérgicas, por ello debe administrarse en medio hospitalario.

Arañas peligrosas

2. La araña de los rincones: Loxosceles rufescens (araña marrón o de los rincones). También habita en la cuenca mediterránea, pero más en ámbito doméstico, no rural. Vive sobre todo en esquinas, armarios y detrás de los cuadros. Es una araña huidiza, que solo pica si se siente amenazada y no existe vía de escape (típico al ponerse una prenda del armario). La mordedura es poco dolorosa. Su principal complicación es el desarrollo progresivo de ampollas que dan lugar a una úlcera de evolución tórpida y cicatrización lenta. Su veneno es poco tóxico en la variante española. En casos excepcionales, puede dar lugar a un cuadro clínico conocido como loxoscelismo: fiebre, dolores musculares, vómitos, diarrea o anemia. El tratamiento es el recomendado para cualquier otra picadura, con la diferencia de que suelen ser necesarias curas locales en el centro de salud y analgésicos orales. Los corticoides y los antihistamínicos no se han mostrado eficaces en la picadura por este tipo de araña. En caso de aparición de síntomas, aunque la evolución fatal es excepcional, se recomienda también observación en un hospital con UCI pediátrica (UCIP).

3. Tarántula europea: Lycosa tarantula (tarántula europea): El tamaño de las presentes en nuestro país (habitualmente en el litoral mediterráneo) es inferior comparado con las arañas de la misma especie de otras regiones del mundo. Son también huidizas y de carácter poco agresivo. Su mordedura es muy dolorosa y no presenta ninguna característica específica. En algunos casos puede evolucionar también hacia una cicatriz negruzca debido al efecto de su veneno. A pesar de la fama de estas arañas, para la variante europea el tratamiento es el habitual de cualquier otra picadura, y no se han descrito casos graves, salvo en individuos alérgicos.

Así que en resumen, son pocas las peligrosas pero ojo, en caso de presentar síntomas más allá de picor y dolor, acuda a su centro de salud o a urgencias pediátricas, y déjese asesorar por expertos.