Qué hacer si se cae el bebé

Consejos sobre primeros auxilios para padres

Sara Cañamero de LeónMatrona

En el día a día existen muchas oportunidades para que un bebé se caiga, ya sea cuando lo cambiamos y se empieza a dar la vuelta y girar sobre sí mismo, del cochecito, de la cama, de la trona….

Lo más importante es que mantengamos la calma en todo momento para poder evaluar cómo ha sido la caída, donde ha sido el impacto mayor y saber cómo actuar.

Lo primero que hay que hacer si el bebé se cae

Bebé se cae

Si tu bebé ha sufrido una caída lo primero que debemos hacer es ver donde se ha golpeado, las caídas que más preocupan son cuando se golpean en la cabeza, abdomen o espalda.

Debemos asegurarnos de que nuestro  hijo no tiene una herida grave, una fractura en algún hueso, una concusión u otro daño interno como una lesión grave en la cabeza (como una fractura craneal o intracraneal). Ante la duda podemos acudir al centro de Salud o a Urgencias para que sea el pediatra el que valore la gravedad, especialmente si notamos a nuestro bebé irritable, confuso o con excesiva somnolencia. Las caídas pueden ser serias, pero como los huesos de los bebés y niños menores de 3 años son suaves, no se fracturan tan fácilmente como los de un niño mayor. 

Si ves a tu hijo bien (a pesar del berrinche inicial) y te parece que actúa de manera habitual, es posible que la caída no le haya causado una lesión seria. De todas formas obsérvalo cuidadosamente durante las 24 horas siguientes a la caída, particularmente si se golpeó en la cabeza. No es necesario mantener a tu hijo despierto después de una caída, sin embargo, si no se duerme será más fácil observar si está bien.

En qué casos debo llevar a mi bebé al hospital

- Pierde el conocimiento. Si tu hijo no está respirando pide a alguien que llame al servicio de emergencia mientras le aplicas reanimación cardiopulmonar (RCP) hasta que la ayuda llegue. Si estás sola, dale RCP por dos minutos y después haz la llamada.

- Si tiene un sangrado que no se detiene aplicando presión.

- Si convulsiona.

- Si tu niño está respirando pero no te responde, está inconsciente después de la caída o no lo puedes despertar después de haberse dormido.

- Vómito incoercible.

Qué debó hacer si a mi hijo le sale un chichón 

Los chichones en la cabeza son comunes, especialmente en niños que están aprendiendo a desplazarse solos. Normalmente son lesiones benignas, por muy llamativas que sean.

Para ayudar a que el chichón baje, envuelve un paquete congelado (puede ser una bolsa de guisantes congelados) en una toalla delgada o en un pañal y ponlo sobre el golpe de dos a cinco minutos, una y otra vez durante una hora. Amamantar o alimentar a tu bebé o mirar un libro juntos, puede ayudar a distraerlo del frío y la incomodidad. 

Si notas muy molesto a tu hijo, consulta con el pediatra para administrarle la dosis adecuada de un analgésico.