Cómo conseguir que el bebé diferencie entre el día y la noche

Trucos para que el bebé aprenda a distinguir entre el día y la noche

Nada puede hacerte más feliz que la llegada de tu bebé, pero debes prepararte para un cambio radical en tu vida, en tus costumbres, en tus horarios y en tus horas de sueño. Los bebés no distinguen la noche del día y por eso duermen a cualquier hora. Y por eso también pueden estar despiertos a cualquier hora.

Durante unos cuantos meses vas a tener que lidiar con el insomnio tratando de enseñarle a tu bebé los hábitos de sueño que necesita. Te contamos cómo conseguir que el bebé diferencie entre el día y la noche y cómo acostumbrarle a una rutina de horarios fijos.

6 trucos para que el bebé distinga el día y la noche

Recién nacido duerme

Aunque el mejor de los consejos es la paciencia, es cierto que algunos trucos te pueden ayudar a 'explicar' a tu bebé la diferencia entre el día y la noche. Aquí tienes algunos:

1. Usar la cuna sólo por la noche:  Para que tu bebé distinga el día de la noche debes hacerle diferenciar las diferentes horas de sueño cambiándole de lugar. La cuna es solo para dormir por la noche.

2. Nada de silencio por el día:  En las horas del día que pase durmiendo no elimines ruidos, voces o claridad. Así se va a acostumbrando al silencio y a la oscuridad de la noche.

3. Luz tenue si se despierta por la noche:  Cuando se despierte para las tomas de leche durante la noche no ilumines mucho la habitación, háblale bajito y en tono relajado. No es momento para juegos, sino para descansar.

4. Ropa diferente por la noche:  La ropa con la que tapar al bebé mientras duerme también puede variar del día a la noche. Por el día usa una mantita más ligera y por la noche utiliza otra que quede más ajustada al cuerpo.

5. Respeta su ritmo de aprendizaje: Al bebé le llevará unos cuantos meses aprender a distinguir el día de la noche y otros cuantos más dormir toda la noche de forma ininterrumpida, por eso debes tener paciencia. No todos los bebés lo aprenden de forma rápida. Cada uno lleva un ritmo de aprendizaje diferente.

6. Usa una rutina: Las rutinas se logran siguiendo estrictamente las mismas pautas todos los días, independientemente de quién se ocupe del bebé cuando se despierte llorando o para darle su toma. 

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com