Cuando el niño sueña que le persiguen. Diccionario de los sueños infantiles

El significado y la interpretación de los sueños de los niños

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Estar soñando que de pronto nos persigue una jauría de perros, personas a la que consideramos enemigos o incluso un desconocido es algo de lo más habitual. Al fin y al cabo, ¿quién no ha sentido esa adrenalina que da el inexplicable sueño de la persecución?

A los niños, al igual que a las personas adultas, también les pasan este tipo de cosas cuando sueña. Por lo general pueden convertirse en pesadillas -o incluso terrores nocturnos-, ya que no suele ser demasiado agradable despertar agitado cuando huyes en una persecución al más puro estilo hollywoodiense. Por lo tanto, ¿qué significado tiene que persigan a un niño en sus sueños?

La persecución y su significado en los sueños infantiles

Niña mira asustada 

Al igual que sucede en la mente de los adultos, los niños sueñan de vez en cuando que son perseguidos. Este significado onírico no encierra nada más que la necesidad vital de un cambio.

Muchas veces creemos que solamente las personas mayores necesitamos de vez en cuando que un proceso de cambio llegue a nuestras vidas, pero esto también acontece en los pequeños de la casa. Por ello, a la hora de establecer este significado en el hecho de que un niño tiene un sueño en el que la persecución es la acción principal que ocurre en su imaginación dormida.

Por lo tanto, en una primera instancia, estaríamos frente a la necesidad de un cambio que está experimentando el niño. Es probable que él lo quiera, o que no sepa cómo reaccionar ante algo que desde luego le hace sentir inseguro.

Simbología de los sueños de los niños. Qué significa soñar con una persecución.

Por lo tanto, estaríamos hablando de un aviso de la mente del niño respecto al cambio que está sucediendo en su vida, o algo que está a punto de pasar. Por ello, estamos hablando del desarrollo del pequeño, que es algo en lo que se encuentran constantemente desde el momento que nace.

La persecución se produce normalmente cuando el niño vive este conflicto en su propio proceso de cambio, de desarrollo y de aprendizaje, o que en ese momento no está preparado para vivirlo. La lectura que debemos hacer a este sueño infantil es que a veces los niños necesitan más espacio y tiempo para prepararse para los cambios.