Qué sueñan los bebés

Qué sueños tienen los bebés cuando duermen

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

¿Sueñan los bebés?, ¿qué tipo de sueños tienen? Los recién nacidos y los bebés pasan más tiempo durmiendo que un adulto, es por lo tanto, presumible que durante ese tiempo tienen sueños.

Durante la fase de sueño, se tiene constancia que los bebés tienen una gran actividad cerebral y se tiene la intuición de que sus sueños están llenos de los recuerdos y vivencias que han experimentado.

¿Pueden soñar los bebés?

Con qué sueñan los bebés

Hay varios estudios relativos al sueño en bebés. El doctor Charles P. Pollak del Centro para la Medicina del Sueño del Weill Corner Hospital de Nueva York, afirmó que los bebés igual que los adultos entran en fase REM (rápido movimiento de los ojos), una fase donde se produce la mayor parte de los sueños. Sin embargo, este experto explica que es imposible averiguar qué sueñan.

Los adultos tienen fase REM durante el 20% total del tiempo que duermen, que corresponde a una o dos horas cada noche, por lo tanto los bebés pueden llegar a tener seis u ocho horas. Durante esta fase, se puede ver cómo los ojos se mueven tras los párpados, tanto vertical como horizontalmente.

También pueden producirse movimientos en los bebés. Esto puede incluso llevar a pensar que tienen pesadillas ya que hacen gestos con la cara, sonríen o mueven brazos y piernas de forma brusca. Lo más probable es que no se deba a un mal sueño, sino tan sólo una superposición entre distintas fases del sueño debido a la inmadurez de los mecanismos de control del sueño. Las pesadillas suelen aparecer sobre los 3 años de edad. 

¿Con qué sueñan los bebés?

Hay científicos que afirman que los bebés comienzan a soñar en el vientre materno, ya que se ha detectado actividad cerebral durante la fase de sueño.

Para la Asociación Española de Psiquiatría y el Adolescente, los niños comienzan a soñar a partir de los 18 meses de vida, aunque hay especialistas que se inclinan a pensar que los bebé si tienen sueños y, si tomamos en cuenta que soñamos en base a nuestras experiencias y recuerdos, ya que las de los bebés son más limitadas que las de un adulto, sueñan con olores, el sabor de la leche materna, estár en brazos de la madre o el padre o con texturas. Todas ellas vivencias de su día a día.