Soñar con insectos. Interpretación de los sueños de los niños

El significado, la interpretación y la simbología de los sueños infantiles

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Un insecto puede ser algo terrorífico para aquellas personas que no soportan a estos animalitos, o algo verdaderamente divertido para otras. Hay niños que no pueden ni verlos, y otros que están deseando estar en contacto con la naturaleza y el aire libre del campo precisamente por la cantidad de insectos que se pueden encontrar.

Por eso, es bastante común que niños de todo tipo y condición, tanto los que adoran a los insectos como los que los evitan lo máximo posible, se los encuentren en sus sueños, dando lugar a una sensación placentera o a una auténtica pesadilla. Por tanto, ¿qué significa que sueñen con ello?

Los insectos y su significado en los sueños infantiles

 Sueños infantiles con insectos

A pesar de lo que pudiese parecer en un principio, que un niño sueñe con insectos no es del todo positivo, al menos dependiendo del 'bichito' en cuestión. Mientras que en el caso de la mosca, puede resultar algo muy molesto, y que podría estar relacionado con la mala conducta que algunos niños pueden llegar a tener en diversas circunstancias.

 Soñar con la mosca puede revelar esa situación de incomodidad de nuestro hijo, que hace que se rebele o que no quiera seguir las reglas que se le imponen en cuanto a convivencia o educación.

Si por otro lado estamos hablando por ejemplo de un mosquito, también iría en la misma línea, puesto que hablaría de la irritación o de un sentimiento no del todo positivo en el caso del niño, que estaría buscando llamar la atención en su entorno. Si fuesen cucarachas tampoco sería algo que trae buenos presagios.

Cuando el niño sueña con mariposas sí es positivo 

Por otra parte, podemos hacer una lectura positiva si el insecto en cuestión es por ejemplo, una mariposa. Si nuestro hijo sueña con una mariposa, posiblemente que puede acariciarla o jugar amigablemente con ella, entonces la suerte y la fortuna están de su lado.

Las buenas noticias y los buenos presagios están asegurados cuando el niño se encuentra en sus sueños cara a cara con una mariposa, puesto que será probablemente más agradable que con otro tipo de insecto, y le traerá todas las cosas buenas.

Por lo tanto, en el momento en el que el niño nos cuenta que ha soñado con insectos, es recomendable que indaguemos acerca de qué tipo en cuestión, y de la actividad con el mismo, puesto que dependerá de si son juegos agradables, o situaciones de lo más molestas.

Marta Marciel. Redactora de Guiainfantil.com