Problemas físicos en niños por el mal uso de las tecnologías

Lesiones en niños por el mal uso del smartphone, el ipad o el ordenador

Paula de la Fuente SánzFisioterapeuta

Son muchos los beneficios que las nuevas tecnologías proporcionan en el desarrollo de los niños, siempre y cuando se haga un buen uso de ellas.

El exceso de tiempo que los niños dedican al teléfono móvil, al ordenador, a las tablets y a la video consola puede llevar a la aparición de lesiones y patologías.

Problemas en los niños derivados del mal uso de las tecnologías

Niños con móvil

Pasar muchas horas delante del ordenador en una mala postura suele derivar en problemas y dolores de espalda, así como los gestos repetitivos con el ratón y el teclado pueden provocar lesiones en la muñeca y el brazo como el síndrome del túnel del carpo o el codo de tenista. Podemos evitarlo enseñando a los niños una correcta higiene postural en el escritorio frente al ordenador y adecuando la silla y la mesa a su tamaño, así como prohibiendo el uso del ordenador en las rodillas en el sofá o tumbados en la cama. Además es muy conveniente que por cada hora frente al ordenador el niño se levante y se mueva.

Respecto al teléfono móvil el problema es similar ya que las lesiones que pueden surgir como tendinitis o inflamaciones articulares, son también derivados de hacer gestos repetitivos, sobre todo con el dedo pulgar. La solución, limitar el tiempo que el niño pasa con el móvil.

Y de la misma manera ocurre con las consolas o las tablets, someter al cuerpo a malas posturas y gestos repetitivos un exceso de tiempo genera problemas en la espalda y las articulaciones que no son propios de la infancia.

Otro problema que surge del uso de las nuevas tecnologías es la obesidad infantil, debido al sedentarismo que provocan. Obesidad que genera además de riesgos cardiovasculares, problemas en el desarrollo de la musculatura y las articulaciones. Diversos estudios demuestran que la actividad física es necesaria desde edades tempranas para que la columna vertebral adquiera su forma definitiva, y que realizar ejercicio físico de forma periódica reduce el riesgo de padecer dolor de espalda.

Para prevenir estos problemas vigila la postura de tus hijos cuando estén en el ordenador o jugando con el móvil, tablets… y asegúrate de que por cada hora que pase (lo recomendable es que no sean más de dos) se levante y se mueva.

Paula de La Fuente

Paula de la Fuente

Fisioterapeuta