10 destinos para viajar con niños

Destinos para unas vacaciones en familia

Viajar con niños puede ser un reto para algunos padres. Escoger el destino ideal para la familia, preparar maletas, llevar botiquín, subir en el avión o tren con los niños... El viaje puede convertirse en un estrés y un auténtico quebradero de cabeza para los padres si vais a ciegas, pero bien organizado, puede ser una aventura divertida para disfrutar y pasar unos días inolvidables en familia. Si estás pensando en salir de viaje con la familia y no sabes dónde, te damos 10 buenas propuestas para viajar en familia.

10 destinos para unas vacaciones en familia

Los mejores destinos para viajar con niños

Londres con niños: La ciudad de Londres puede ser una maravillosa experiencia para niños. Será especialmente divertido para los más pequeños recorrer los puntos de Londres donde se rodaron escenas de las películas de Harry Potter, el personaje creado por J.K.Rowling. Las mazmorras de Londres, el zoo o el Museo Británico son otras actividades educativas y entretenidas para que los niños disfruten.

Madrid con niños: Es una ciudad muy especial, en la que se une un precioso centro histórico con calles como la Gran Vía o el Museo del Prado junto con otros paisajes más modernos. Durante un viaje a Madrid con niños podemos aprovechar para pasear por parques como el del Retiro o visitar alguno de sus parques temáticos. También puedes consultar musicales que hay durante todo el año en la Gran Vía, muchos de ellos especiales para niños.

París en familia: La torre Eiffel, Notre Dame, el Museo del Louvre, un paseo en barco por el Sena...París ofrece infinitas posibilidades que dejarán boquiabiertos a los niños por la majestuosidad de sus monumentos.Podréis encontrarás tours guiados enfocados para ellos, actividades infantiles en algunos monumentos, visitas en autobús por la ciudad e infinidad de museos y talleres de los que podemos disfrutar en familia.

Roma con los niños: En Roma los niños podrán explirar y aprender de forma divertida. El Coliseo, el Vaticano o la fontana de Trevi son algunos de los monumentos más famosos del mundo que encontraréis en la ciudad. Para los niños también hay muchas alternativas divertidas, como buscar pasadizos en el Castel San't Angelo, lanzar una moneda a la Fontana o hacerse una foto con un centurión romano.

Lisboa en familia: El Zoológico y el Oceanário de Lisboa son quizás dos de los ejemplos más claros de la Lisboa para niños, pero la ciudad en su conjunto es un destino excepcional para disfrutar de unos días en familia por su buen clima y la amabilidad de los lisboetas. Podéis subir a lo alto de la Torre de Belém, visitar el Monasterio de los Jerónimos, asomaros al Tajo, cruzar el puente más largo de Europa y fotografíar las vistas de la ciudad desde el Castillo de San Jorge.

Florencia con los niños: La oferta cultural y artística de Florencia no es su único atractivo. Además de visitar museos, iglesias y monumentos, podéis disfrutar de su exquisita gastronomía. No dejéis de probar los riquísimos helados de Florencia. Por supuesto, tampoco podréis abandonar Florencia sin comer un trozo de pizza o sin ver una panorámica de la ciudad –desde lo alto de la cúpula de la catedral de Florencia.

Copenhague en familia: Viajar con niños a Copenhague es una buena idea. Podéis seguir las huellas de Hans Christian Andersen, el escritor de cuentos, por las calles empedradas de Copenhague, pasar un buen rato en el Tivoli, pasea por el puerto (principal lugar de esparcimiento para los daneses cuando hace buen tiempo) y fotografíar su famosa Sirenita de bronce.

Praga con los niños: La capital checa puede verse en un fin de semana con los niños. No puede faltar dar un paseo por la Ciudad Vieja, para perderse por la plaza del Ayuntamiento, la Iglesia de Týn y el Reloj Astronómico, que dejará a tus hijos con la boca abierta. Si tienes la suerte de tener más tiempo para disfrutar en Praga con niños, coge el funicular de Petřin –también conocido como las sillas voladoras- que te llevará al zoo de Praga de un modo muy divertido.

Dublin con niños: Es una de las capitales europeas más emocionantes y ofrece historia, cultura, arquitectura y mucha diversión. Su fantástica costa, sus exuberantes zonas verdes donde tus hijos podrán correr y brincar, su estilo urbano y cosmopolita convierten a Dublín en un destino perfecto para una agradable escapada con niños.

Estocolmo en familia: Estocolmo goza de un ambiente muy juvenil por lo que se convierte en un destino familiar perfecto. En Estocolmo hay sitio para todo tipo de turismo, por lo que viajar con niños se hace ideal. Encontrarás actividades, lugares y personas dispuestas a dibujar una sonrisa en los más pequeños. Levantada sobre 14 islas del lago Mälaren, ofrece una bellísima estampa con canales y agua por todas partes.