Cómo llegar a Atenas viajando con niños

En avión o barco, Atenas es accesible para un viaje con niños

La ubicación de Atenas en el sureste de la Grecia continental dificulta su acceso por tierra para los turistas que se verían obligados a recorrer una gran cantidad de kilómetros para llegar a la capital helénica. Por ello, el avión se perfila como el medio de transporte más práctico y cómodo para viajar a Atenas con niños.

Una vez en Atenas, tendremos que usar el transporte público en más de una ocasión si queremos recorrer esta gran metrópolis. Por suerte, Atenas cuenta con numerosas líneas de metro, autobuses y tranvía que nos desplazarán allá donde queramos.

Viajar a Atenas con niños

Familia en avión

Avión

El avión es la mejor opción y casi la única para un viaje familiar con niños a Atenas ya que el resto de opciones son demasiado duras para los más pequeños. 

El aeropuerto de Atenas (Aeropuerto Internacional Eleftherios Venizelos) es moderno –se construyó en el año 2001- y se ubica a 20 kilómetros al este de la ciudad.

Para recorrer esta distancia existen varias opciones. La más cómoda es el metro que une el aeropuerto con la Plaza Sintagma en unos 40 minutos.  El primer metro sale a las 6:35 horas y el último del día a las 23:35 horas.

El precio de un billete de metro hasta el centro es de 8 euros e incluye los trasbordos que se deseen –tanto a otras líneas de metro como a otros medios de transporte públicos- durante 90 minutos.

Otra opción son los tres autobuses Express que llevan a los viajeros hasta el céntrico Sintagma (línea X95), la estación de autobuses de Kifisos en el noroeste (línea X93) y la estación de metro Dafni en el sur (línea X97).

La duración de estos trayectos de autobús es algo superior a una hora y el precio de 5 euros por pasajero.

Más rápida pero también más cara es la opción del taxi que cuesta unos 35 euros por vehículo durante el día y aproximadamente el doble en horario nocturno. 

Barco

El barco es una opción interesante para llegar al Pireo, puerto de Atenas ubicado a unos 90 minutos en autobús del centro de la ciudad.

Muchos son los turistas que llegan a la capital griega de este modo desde barcos procedentes de distintos puntos de Italia o incluso como una parada más dentro de un crucero turístico. 

Sin embargo, para un viaje familiar a Atenas el barco no merece la pena.

Desplazarse en Atenas con niños

Moverse en metro en Atenas

El transporte público de Atenas no es el mejor ni el más cómodo pero nos permite desplazarnos –en algún caso, haciendo trasbordos- a casi todos los puntos turísticos de la ciudad. 

El billete sencillo de metro, tranvía o autobús cuesta alrededor de 1,20 euros (más barato que en otras capitales europeas). Existe además otro billete que por 1,40 euros permite hacer todos los trasbordos necesarios en un plazo de 90 minutos. Si preferimos el billete de 24 horas, el precio es 4 euros. 

Metro

El metro de Atenas no es muy extenso pero con sus tres líneas –la última inaugurada en 2005- y sus 60 estaciones sirve para conectar eficazmente las distintas zonas de la ciudad. 

La línea azul, de la que ya hemos hablado, conecta Egaleo con el aeropuerto de Atenas, haciendo paradas en la famosa Plaza Sintagma o el pintoresco barrio Monastiraki. La línea roja une Anthoupoli con Elliniko, por lo que es práctica para ir a la Acrópolis y la Plaza Sintagma. La línea verde, por último, va del puerto o Pireo a Kifisiá y para en lugares como Monastiraki o el Estadio Georgios Karaiskakis, sede del Olimpiakos.

Además de práctico, el metro de Atenas tiene un atractivo turístico singular ya que durante la excavación para la construcción del mismo se hallaron numerosos restos arqueológicos que se hayan expuestos en vitrinas a modo de museo. Las estaciones más interesantes en este sentido son Acrópolis, Evangelismos, Dafni, Monastiraki, Panepistimio y Syntagma.

Funciona aproximadamente entre las 5:30 y las 24:00 horas, ampliándose su horario hasta las 2:00 las noches de viernes y sábados.   

Tranvías

Tras caer en desuso a mediados del siglo XX, el tranvía de Atenas volvió a formar parte de la capital griega en los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004. 

Se encuentra conectado al sistema de metro y al igual que éste también se compone de tres líneas de colores con un total de 48 estaciones.

La línea roja une Syntagma con El Pireo; la verde parte también de Syntagma pero se dirige hasta el cotizado barrio de Glyfada y, por último, la línea azul, comunica Glyfada con El Pireo.

Autobuses

Más de 60 líneas cubren la red de autobuses y trolebuses de la capital griega, por lo que es posible desplazarse cómodamente en autobús a casi todos los puntos turísticos de la ciudad.

Taxis

Atenas es una ciudad muy extensa pero con un sistema de transporte público tan amplio, no es necesario coger taxis. 

En cualquier caso, los precios son más baratos que en otras ciudades europeas –un trayecto por el centro puede costar 3 euros- y los taxis abundan por lo que apenas tendremos que esperar. Eso sí, la conducción en Atenas es bastante caótica y no apta para miedosos.