Cómo viajar con niños menores de 5 años

Consejos para viajar con niños de 0 a 5 años

Tener niños pequeños en casa es sinónimo de actividad constante y de cambios. Desde que llega un pequeño a casa las rutinas son diferentes en todos los sentidos, desde las horas de las comidas hasta los viajes familiares.

Para hacer de tus vacaciones con los peques un éxito lo más importante es una buena organización.

Planificar el viaje con los niños

Niños en maletero

1. Haz una lista de todo lo que necesitarás durante el viaje y prepara el equipaje siguiéndola. De esta forma no sólo evitas dejarte algo olvidado, sino que no sobrecargas las maletas con ropa o accesorios que no te serán útiles en tu destino.

2. También debes dedicar tiempo a elegir el destino al que iras. Para ello debes tener en cuenta que las opciones de alojamiento que ofrecen los lugares que te interesan estén adaptados para llevar niños pequeños o que dispones de apartamentos vacacionales para tu estancia. Además debes evaluar las actividades que puedes hacer para asegurarte de que puedes hacer las con tus hijos. Los niños pequeños se cansan de caminar grandes distancias o de ir a museos que no tengan áreas especiales para ellos, por lo que es importante que tengas en cuenta estos detalles a la hora de elegir.

3. Otro detalle importante a decidir antes de salir es el medio de transporte que utilizarás para el. Si los niños son muy pequeños pueden necesitar muchos más accesorios que ocupan espacio como el cochecito. En estos casos lo mejor es viajar en vehículo, porque será más cómodo trasladarse con mucho equipaje. Si los niños ya no necesitan cochecito y saben ir al baño solos puedes optar por viajar en tren o en avión, con lo que puedes expandir el área de posibles destinos a visitar.

Busca la creatividad y la previsión en los trayectos con tus hijos

El trayecto de ida y vuelta puede ser muy pesado para los niños. Pasar muchas horas sentados en un espacio reducido hace que se vuelvan inquietos e irritables. Piensa en actividades que puedas realizar con ellos mientras te desplazas para mantenerlos entretenidos y que el viaje sea más agradable para todos. Si vas en avión o en tren lleva crayones y libros para colorear y si vas en coche enséñales canciones divertidas o juega a contar coches, de esta forma además de jugar, aprenden.

Lleva medicina para el mareo y bolsas suficientes. A veces los viajes provocan malestar en los niños, así que sé precavido y prepárate para un posible imprevisto. Y si viajas en vehículo haz paradas frecuentes para que los niños puedan estirar las piernas y para que el conductor pueda descansar, de esta forma la conducción será mucho más segura.

Durante las vacaciones con los niños, el objetivo es disfrutar sin despistarte

Si has hecho una buena planificación previa al viaje tus vacaciones estarán repletas de buenos momentos. Aún así es importante que no te descuides y que no quites el ojo de encima de tus hijos. Hay niños que son tímidos y no se despegan de sus padres cuando van a un lugar nuevo, pero hay otros que son muy curiosos y quieren verlo todo, por lo que en ocasiones pueden separarse de sus padres sin darse cuenta. Debes tener todos los sentidos puestos en lo que hacen tus hijos para no perderlos de vista y evitar así un susto.

Durante las vacaciones no cambies los horarios de sueño de tus hijos, así al volver no les costará volver a adaptarse a la rutina diaria. Vigila lo que comen y evita darles comidas que puedan ser pesadas para ellos para que no tengan problemas digestivos que empañen unas vacaciones ideales.

Los niños disfrutan mucho de las vacaciones familiares. Son momentos perfectos para reforzar el vínculo entre padres e hijos y para llenar álbumes con buenos recuerdos. Una buena organización y muchas ganas de disfrutar de cada momento de las vacaciones son la garantía de unos días perfectos junto a tus pequeños.

Catalina-lopez

Catalina López

Colaboradora de Guiainfantil.com