Hoteles y restaurantes en Londres para los niños

Dónde dormir y comer si vas de viaje a Londres con niños

En un viaje a Londres con niños conviene preparar con tiempo asuntos como el vuelo o el alojamiento. Hay que asegurarse de que en hotel tendrán instalaciones y ofertas adecuadas para niños y bebés.

Lo mismo ocurre con los restaurantes, ya que cuando los niños empiecen a cansarse conviene parar para reponer fuerzas y conseguir que no se aburran. Es vita llevar algo de información si los niños tienen alguna alergia alimentaria.

restaurantes en Londres

Hoteles para niños en Londres

Londres es una ciudad muy extensa, por lo que conviene buscar una zona bien situada, ya sea cerca de los lugares de interés turísticos o bien de una buena estación de metro.

La opción más cómoda suele ser el hotel, en Londres hay multitud de oferta de alojamiento y se puede encontrar a buen precio, aunque a mejor situación mayor será el importe.

En caso de optar por ello hay que elegirlo cuidadosamente, guiándonos por las opiniones de otros usuarios y realizando la reserva desde una web fiable y con antelación.

También hay que recordar que debemos consultar si se incluye una cama supletoria, su precio y si ofrecen descuentos para niños. 

Para que el viaje sea lo más cómodo posible podemos buscar un hotel que incluya el desayuno en el precio, a los niños suelen gustarles los buffets de los hoteles, sobre todo si en establecimiento tienen algún menú especial para los niños.

Otras opciones son buscar apartamentos, que otorgan más libertad, sobre todo si viajamos con un bebé o varios niños, y los encantadores Bed & Breakfast, con un aire y atención más casero.

Restaurantes en Londres para niños

Si bien la cocina inglesa no es muy popular, eso no quiere decir que no se pueda disfrutar de excelentes platos en Londres. 

Uno de los más populares e interesantes para los niños es el clásico 'fish and chips', pescado blanco acompañado de patatas fritas que se puede tomar en casi todos los restaurantes o puestos.

Además, en Londres podemos encontrar muy variada cocina internacional de cualquier rincón del mundo, desde la italiana a la asiática.

También son muy populares las pastelerías que venden los populares pastelitos, cupcakes, que son magdalenas decoradas con cremas de distintos sabores, una auténtica delicia para el postre de los niños.

Antes de entrar a un restaurante asegúrate de que incluyan platos para niños, un menú infantil o una zona de entretenimiento por si se cansan.

Puedes consultar la carta con los platos y los precios en muchos restaurantes, sobre todo de la zona turística, además se suelen indicar los platos sin gluten o vegetarianos.