¿Hay alguna relación entre lo que come la embarazada y el sexo del bebé?

Un estudio elaborado por unos científicos británicos dice que sí. La investigación afirma que las mujeres que siguen una dieta baja en calorías tienen más probabilidades de dar a luz una niña. En cambio, las mujeres que prescinden de los alimentos ligeros tendrían más opciones de engendrar un niño.

La relación entre la alimentación y el sexo del bebé

Relación entre alimentación y sexo del feto

El estudio, llevado a cabo por las universidades de Exeter y Oxford, fue realizado entre 740 mujeres británicas que estaban embarazadas por primera vez y que desconocían el sexo de sus bebés. Fueron analizados sus hábitos alimentarios antes y durante las primeras etapas de gestación. Luego las dividieron en tres grupos de acuerdo con las calorías que consumían al día y el tiempo que llevaban embarazadas.

Un 56% de las mujeres que se consumían alimentos con más calorías cuando se acercaba el parto, dio a luz a un varón. Y en el grupo de las mujeres que se alimentaban con menos calorías, sólo un 45% dio a luz a varones.

Se observó también que las mujeres que tenían niños comían más y más variados nutrientes entre los que estaba el potasio, el calcio y las vitaminas C, E y B12, que consumían más calorías en la fase final del embarazo, y no prescindían del desayuno.

Según los científicos esta investigación viene a explicar el por qué cada vez nacen menos niños en los países industrializados, donde las madres suelen seguir dietas bajas en calorías.