Los juguetes más deseados de la Navidad

Estas fechas son ideales para poner el árbol de Navidad o el belén, aprovechar para pasar la tarde jugando en casa con los niños, subir a esquiar o a deslizarse con el trineo, ir al cine, salir a comer o a cenar con la familia y los amigos y, también, para reservar una mañana o una tarde para hacer las compras navideñas.

¿Sabes cuáles son los juguetes más deseados este año? Las previsiones recogidas por el Estudio de Intención de Compra Navidades, realizado para la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, indican que los juguetes más solicitados en Navidad serán los juegos electrónicos, que representan el 42 por ciento de la demanda, seguidos de las muñecas con un 33 por ciento y los educativo-musicales con un 26 por ciento. Al final de la lista, se sitúan los puzzles y los rompecabezas, que acaparan el 19 por ciento de la demanda, las figuras de acción que representan un 16 por ciento, y los juegos y juguetes deportivos, con un 14 por ciento.

Los juguetes que los niños reciben en Navidad

Niños abren regalo

El estudio revela que cada niño recibirá una media de 6 juguetes esta Navidad y casi el 70 por ciento de los consumidores tiene pensado anticipar las compras y realizarlas a primeros de diciembre.

Aunque a todos los padres nos gusta complacer a nuestros hijos, es importante lograr el equilibrio para que nuestra economía no sufra un descalabro en estas fechas y, al mismo tiempo, nuestros niños sean capaces de valorar lo que reciben. Por eso, a la hora de elegir sus regalos es importante tener en cuenta que el mejor juguete no es el más caro, ni el que más sale en los anuncios de televisión. Debemos hacer un esfuerzo por conciliar sus preferencias con lo que a nosotros nos parece más conveniente para ellos, es decir, con los juguetes que inciten al niño a inventar nuevas formas de jugar y le ayuden a practicar nuevas habilidades.

Y si este año, las cosas no han ido bien y nos vemos obligados a reducir y mucho, sirva de consuelo que un exceso de regalos abruma a los niños, les pone nerviosos, les impide disfrutarlos y sacar partido a cada uno. En cualquier caso, considera la fiesta que celebréis en casa como una ocasión especial para demostrar a los niños vuestro cariño y para recordar con ellos vuestra infancia. Rescatando del pasado viejas tradiciones, podréis transformar el aspecto consumista de la Navidad en sentimientos y emociones inolvidables.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com