Los dibujos de mi hijo: ¿qué dicen?

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Cuando los niños son muy pequeños qué difícil saber qué es lo que pasa por sus cabecitas... Muchas veces a muchos de nosotros nos gustaría ser una hormiguita para entrar en sus pensamientos ya que no siempre ellos saben expresar, con palabras, lo que piensan o sienten.

Los dibujos que hacen los niños son una buena vía de comunicación en este sentido, funcionan como ventanas a sus más recónditos secretos. No es necesario ser un experto para identificar huellas y rastros de conocimiento en los dibujos de los niños.

Interpretar los dibujos de los niños

Niños dibujan

Otro caso es que sientas que tu hijo tiene algún problema y que decidas llevarlo a un psicólogo para que haga un análisis más completo acerca de lo que plasma el niño en sus dibujos. Un dibujo tanto puede hablar, como llorar, sonreír, denunciar, revelar... así como 'dejar ver', 'quitar la máscara' o 'irse de la lengua', como solemos decir popularmente. Si lo que deseas es sólo interpretar el dibujo de tu hijo, te aconsejo que sigas algunas pautas que encontré en el libro de la especialista canadiense, Nicole Bédard:

- Las posiciones dentro del dibujo: Todo lo que dibuja el niño en la parte superior del papel está relacionado con la cabeza, el intelecto, la imaginación y la curiosidad. Lo que dibuja en la parte inferior del papel nos habla sobre las necesidades físicas y materiales que pueda tener. Los dibujos del lado izquierdo revelan pensamientos que giran en torno al pasado, mientras los del lado derecho al futuro. Lo que dibuje él en el centro del papel representa el momento actual.

- Las dimensiones de los dibujos del niño: Las formas grandes de los dibujos muestran cierta seguridad, las formas pequeñas que necesitan de poco espacio para expresarse o que les falta confianza o que sean niños reflexivos.

- Los trazos del dibujo del niño: Si son continuos, sin interrupciones, revela un espíritu dócil y tierno. Si suelen ser cortados o borrados, pueden revelar a un niño algo inseguro e impulsivo.

- La presión del manejo en el dibujo de los niños: Cuando el niño hace una presión normal del lápiz sobre el papel indica entusiasmo y voluntad. Cuanto más fuerte es la presión, más agresividad puede existir, mientras cuanto menos presión emplee más falta de voluntad o fatiga física puede revelar.

- Los colores del dibujo del niño: Un dibujo de un solo color puede revelar pereza o falta de motivación. Dibujos en color rojo revelan vida y entusiasmo; en color naranja, revelan impaciencia, necesidad de contacto social y público; en azul revelan paz y tranquilidad; en verde, cierta madurez, sensibilidad e intuición; en negro, el inconsciente; en marrón, la seguridad y planificación. Estas pequeñas pistas son sólo algunas 'pinceladas' dentro del gran mundo que es la interpretación del dibujo infantil. Debemos considerarla así, tal cual. Si algo te preocupa en tu hijo o en alguno de sus dibujos, lo mejor es comentárselo con el pediatra del pequeño.