El baby boom del Mundial

Hace ahora nueve meses que algunos expertos en demografía previeron un 'baby boom' con motivo del gol que dio la victoria a España en el Mundial del Fútbol de Sudáfrica. Algunos osados se lanzaron incluso a fabricar camisetas con un diseño alusivo a este pico demográfico que relaciona el fútbol con los bebés, que ahora piensan volver a vender y hacer su agosto.

Paradojas de la vida, uno de los primeros en apuntarse a la lista del 'baby boom', ha sido el propio Andrés Iniesta, el responsable del golazo que hizo a la selección española campeona del mundo de fútbol y que ha sido padre hace unos 12 días. Su hija Valeria está considerada precisamente uno de los miembros de ese 'baby boom' del que tanto se está hablando estos días.

El babyboom del Mundial

Y es que la victoria del Mundial de Sudáfrica 2010 fue la chispa de la explosión de alegría, que muchas parejas festejaron en el dormitorio. Pero antes también celebramos las semifinales, los cuartos y en medio de todo, para muchos, el Mundial también coincidió con las vacaciones, un momento muy propicio para concebir, dada la relajación con que nos tomamos estos días de descanso. Aún está por ver la cifra definitiva del pico demográfico que registrará en España el 'baby boom'. Algunos expertos, los más pesimistas, dicen que a pesar de todo, la crisis va a empañar alicientes como éste, que venir, vienen bien, debido a que nuestra pirámide de población se está viendo cada vez más disminuida. Ahora que podemos encargar los hijos que queremos, que planificamos aumentar nuestra familia en función de nuestros ingresos, del trabajo estable, de las posibilidades de compatibilizar vida laboral y familiar, muchos de estos niños del 'baby boom' del Mundial han sido más una sorpresa, que una búsqueda. No obstante, la realidad es que fútbol y deseo sexual van unidos. Sin ir más lejos, podemos recordar el gol, también de Iniesta, en el Stamford Bridge, en la semifinal de la Champions, que propició una eclosión festiva e intensa del sentimiento barcelonista de los catalanes, que tuvo su repercusión nueve meses después. Pasado este tiempo, los hospitales de Barcelona vieron cómo los nacimientos aumentaban en un 45 por ciento. ¿Casualidad o consecuencia? Es difícil de establecer, pero el paralelismo es, cuanto menos, curioso. El optimismo, el bienestar, la alegría y el sentimiento de triunfo de la sociedad, después de nueve meses de la victoria de la selección española de Fútbol en el Mundial de Sudáfrica, coincide con un leve repunte de la natalidad en España. Y lo cierto es que este 'baby boom' puede ser fruto de la celebración del gol de Andrés Iniesta, que dio la victoria a la roja como de la tendencia a un mayor numero de nacimientos nueve meses después de las vacaciones de verano. En España, nacen actualmente 1.350 niños cada día. Marisol Nuevo.