Una merienda para niños celiacos

Actualmente, organizar una merienda para los niños e incluir alimentos y nutrientes aptos para celiacos ya no es un problema debido a la gran cantidad de productos sin gluten que existen en el mercado. En un principio, me parecía muy difícil saber a ciencia cierta qué productos podían ser consumidos por los celíacos sin ningún peligro, pero en la práctica todo resultó ser más sencillo de lo que parecía.

¿Qué podemos comer si somos celíacos?

Niños celiacos, una buena merienda

También es necesario saber cuáles no deben ingerir bajo ningún concepto por su contenido en gluten o con cuáles debía tener cuidado al no saber muy bien su procedencia. Los alimentos sin gluten son la leche y sus derivados, todo tipo de carnes y pescados frescos, los huevos, las verduras, las frutas, el arroz, el maíz y la tapioca, las legumbres, el azúcar, la miel, los frutos secos, los aceites y las mantequillas.

Sin embargo, hay que tener cuidado con el pan y las harinas de trigo, cebada, centeno y avena, los productos de pastelería, las galletas y las pastas italianas porque contienen gluten, al igual que los embutidos, los quesos, patés, helados, sucedáneos de chocolate y frutos secos tostados porque pueden contenerlo, aunque no siempre.

Saber qué comer o qué no comer es la cuestión si eres celiaco. La enfermedad celíaca es una alteración autoinmune del intestino delgado desencadenada por una intolerancia al gluten. El gluten es una masa viscoelástica, insoluble en agua, que forma parte de las proteínas de reserva de los cereales: trigo, centeno, cebada y otros. Actualmente, no es posible prevenir esta enfermedad, pero se está investigando si la administración de pequeñas cantidades de gluten en lactantes puede inducir que el sistema inmune "aprenda" a tolerar esta proteína. Este proceso, llamado "desensibilización" o "inducción de tolerancia" se está aplicando en niños genéticamente susceptibles. Los resultados de este proyecto serán muy valiosos para el conocimiento y la innovación en el manejo de la enfermedad.

La enfermedad celíaca se puede detectar por sus síntomas clínicos típicos (diarrea y distensión abdominal) o por la presencia de anticuerpos específicos en pacientes de grupos de riesgo. Pero, ¿cuándo acudir al médico? La enfermedad celíaca se ha calificado de camaleónica en el sentido de que puede adquirir las formas clínicas más impensables. En niños, aparte de la clásica diarrea con distensión abdominal, los vómitos y el estancamiento de peso o talla sin causa aparente, son importantes motivos de consulta, además del dolor abdominal, el estreñimiento crónico.

La dieta sin gluten es el único tratamiento eficaz de la enfermedad celiaca. La exclusión del gluten permite la recuperación de la arquitectura normal de la pared intestinal y de su función. La dieta sin gluten está libre de efectos secundarios y no requiere suplementación alguna. Un celíaco correctamente diagnosticado y fiel a la dieta sin gluten, es una persona con un intestino normal, que no necesita suplemento nutricional ni medicación.

Te proponemos un menú de recetas sin gluten para niños celíacos.

Marisol Nuevo.