El malabarismo se pone de moda entre los niños

Hace poco, mi hija, muy animada, llegó a casa contándome que su profesor de plástica la había encargado una manualidad. Les pidió a sus compañeros y a ella qué investigaran sobre cómo se hace bolas de malabarismo, para que ellos las elaborasen. Claro que nos fuimos a Internet, y hemos encontrado muchas formas para hacer bolas de malabares, aunque nos quedamos con la más sencilla, con la que acabamos haciendo un vídeo para GuiaInfantil.com. Hemos pasado un rato muy, muy divertido.

Los beneficios de jugar a malabares con los niños

Malabares para niños

Hemos descubierto que tanto es divertido elaborar las bolas como jugar con ellas a hacer malabarismo. La fabricación de las bolas trae beneficios para la motricidad fina de los niños, mientras jugar a los malabares, proporciona muchos beneficios, tanto mentales como físicos. El malabarismo no es un deporte pero ayuda en el desarrollo de la musculatura, la agilidad, la flexibilidad y el equilibrio en general de los niños. El malabarismo no es una ecuación matemática, pero ayuda a los niños a que consigan una mayor concentración, coordinación de movimientos y creatividad. Además, es un juego ideal para quitarse el estrés de encima. Una actividad muy recomendada para niños muy nerviosos y agitados.

Cómo se juega a los malabares

Seguro que alguna vez has visto un espectáculo de malabarismo, en algún circo, fiesta de cumpleaños o incluso por los parques y las calles. Aunque existan varias técnicas de malabarismo, la que más se conoce es la que consiste en una secuencia de movimientos que pretenden mantener las bolas u otros objetos en el aire. El malabarismo es el arte de manipular objetos con destrezay de forma coordinada.

El origen del malabarismo

Existen relatos que cuentan que el malabarismo puede haber nacido en el Antiguo Egipto, hace 4 mil años a.C., cuando fueron encontradas pinturas en las tumbas de un faraón, que representaban personas lanzando objetos al aire. También en la Grecia antigua, entre los siglos IV y V a.C., surgieron malabaristas pintados en jarrones o esculpidos en trabajos de cerámica. Sin embargo, fue con el Imperio Romano que el arte del malabarismo se hizo más conocido y retratado en los dibujos, mosaicos, esculturas, etc. Con la caída del Imperio, el malabarismo también desapareció. Luego, en la Edad Media renació aunque como un arte marginado y mal visto. Sólo fue a partir del siglo XVIII que el malabarismo empezó a ser practicado por payasos en los espectáculos de calle. En el siglo XX, se creó la Asociación Internacional de Malabarismo (International Juggling Association), un grupo internacional de magos que apostaron por el reconocimiento del malabarismo como arte. Y a partir de ahí, todos hemos ganado también, ¿no crees?

Vídeo de cómo hacer bolas de malabarismo

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com