¿Qué valoras en un juguete cuando lo regalas a tu hijo?

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

¿Qué valoras en un juguete cuando lo regalas a tu hijo? Cuando compras algún juguete a tu hijo, ¿qué valoras y qué criterios sueles utilizar para elegirlo? Según la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, un juguete no debe ser visto apenas como un instrumento lúdico, sino como una herramienta indispensable en la educación y desarrollo de los niños.

El juguete, presente en todas las civilizaciones, forma parte da historia de la humanidad y es el reflejo de la cultura y la sociedad de cada momento. Por eso, es tan importante redefinir su concepto y su utilización. ¿Quién no ha tenido la ocasión de tener a un osito en brazos, achucharlo...? ¡El osito es el peluche por excelencia!

Los juguetes socializan a los niños

El valor del juguete para los niños

En todas las culturas, los juguetes han servido para introducir a los niños en el mundo de los adultos. Cuando un niño juega con un juguete, no estará sólo pasando el tiempo, estará aprendiendo, interiorizando valores y desarrollando su psicomotricidad, lazos afectivos, inteligencia y autoestima. El juguete también sociabiliza a los niños. Les da la oportunidad de ganar experiencias acerca del dar y recibir, del compartir y obedecer turnos.

Comprar un juguete no es un juego

A la hora de comprar un juguete para los hijos, es necesario tener un critério claro y objetivo. Los padres son los que influyen a los hijos tanto con lo que juega y cómo juegan. Por ello, es muy importante nuestra opinión y nuestra actitud frente al juego y los juguetes, para ellos. Según la normativa de la CE, los padres deben considerar que:

- Hay un juguete adecuado para cada edad de los niños.

- Hay un juguete apropiado según las capacidades y habilidades de los niños

- La mejor alternativa es comprar juguetes sostenible, que no generan residuos tóxicos para el medio ambiente.

- Los juguetes no deben sustituir la relación padre e hijo. El mejor regalo para los niños es el tiempo que sus padres dedican a ellos.

- Los juguetes no deben ser una recompensa a los niños

- Los juguetes deben ser didácticos y transmitir valores como la paz, la cooperación, la amistad, el compartir, y otros. Se debe evitar los juguetes bélicos o que inciten a la violencia o agresión.

- Los juguetes deben ser elegidos con libertad por los niños. Para ello, debemos educar sus preferencias antes.

- El material del juguete es importante. Los mejore son los naturales, son más fuertes y cálidos. Los de madera, por ejemplo, no ‘envejecen’ nunca. Y que la pintura sea fija. Se debe evitar los materiales sintéticos.

- Es mejor elegir juguetes que estimulen la creatividad e imaginación que la pasividad, como es el caso de los que llevan pilas.

- Los juegos de mesa como el parches, dominós, puzles, etc., deben ser sugeridos a los niños para seguir la tradición de nuestra cultura.

- Los niños deben jugar con juguetes variados. No nos olvidemos de los libros y de los juguetes que se pueden jugar en la calle, etc.

Aparte de esos consejos, es importante que los padres no regalen demasiados juguetes para los niños. También es aconsejable que una vez el niño no juegue con un juguete, que les enseñemos a reciclar o donarlo a alguna institución.