¿Crees que tu país es un buen lugar para nacer?

En la mayoría de las veces los padres no podemos elegir donde va a nacer nuestro hijo. Muchos, especialmente aquellos en que por lo menos uno tiene una nacionalidad diferente, pueden decidir traer al mundo a sus hijos en el país donde crean que sea el mejor. Y en los casos de adopción, el hijo tanto puede nacer en el país al lado o en alguno al que no conocen los padres. ¿Cuál es el mejor y el peor país para nacer?

Según el mapa de supervivencia infantil, elaborado y presentado por Save the Children, que analiza la situación de los niños en 168 países, Suecia es el mejor país para traer a un bebé al mundo, mientras que Somalia es el peor. Sé que no es nada de extrañar esta evaluación ya que estamos cansados de saber que las diferencias que hay entre un país y otro en cuanto a la escolarización, asistencia sanitaria y la mortalidad infantil, son abismales. El lugar donde nace un niño sigue siendo una de las referencias más determinantes en su vida.

El mejor y el país para nacer

¿Qué debe tener un país para ser considerado el mejor lugar para nacer? Más que nada debe ofrecer una buena salud y educación a los niños, como es el caso de Suecia, donde pierden la vida tres de cada mil niños menores de cinco años. Todo lo contrario de lo que pasa en Somalia, donde uno de cada seis niños pierde la vida antes de cumplir los cinco años, el 36 por ciento sufre desnutrición y sólo uno de cada tres niños en edad escolar puede acudir a la escuela primaria. Save the Children revela que mueren cada día 22 mil menores de cinco años en el mundo por causas que pueden prevenirse y evitarse, por ejemplo con vacunas, con asistencia sanitaria adecuada y una alimentación básica y apropiada. El 40 por ciento de las muertes entre menores de cinco años tiene lugar en el primer mes de vida. Casi 50 millones de mujeres, una de cada tres, da a luz cada año sin asistencia de matrona y 2 millones completamente solas. El contraste entre los primeros y los últimos países de la lista es catastrófico y deja evidente la urgente necesidad de un mayor esfuerzo en las áreas de salud y educación tanto para los niños como para sus madres. España se encuentra en el puesto número 12, por debajo de Eslovenia y por encima de Portugal, con un índice de mortalidad infantil de 4 por cada mil niños y niñas. Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com