Juguetes que no ofrecen seguridad para los niños

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

En vísperas de Navidad, la demanda por los juguetes aumenta considerablemente. Es una época mágica, llena de luz, color, fiestas, cenas en familia y regalos, pero también puede haber riesgos.

No todos los juguetes ofrecen las mismas garantías para los niños. Es importante conocer las principales características que debe cumplir un juguete para que sea seguro para los más pequeños, y cómo varían las características según el producto o la edad del niño.

Las normas de seguridad relativas a los juguetes están dictadas por la Unión Europea.  Conviene recordarlas. 

La seguridad en los juguetes

Niños juegan con camión

El mejor juguete no siempre es el más demandado por los niños. Claro que se debe respetar y considerar sus gustos, deseos, pero es importante que los padres ofrezcan seguridad a sus hijos. Es importante que al comprar un juguete, los padres lean atentamente la descripción del juego, observen de qué está hecho, y aconsejen la forma de uso del juguete más adecuada.

Los juguetes que incumplen las normas de seguridad, cuando son usados por los niños, pueden provocarles asfixia por la presentación de piezas pequeñas, intoxicación por la inhalación de algunos compuestos químicos en pinturas y otros materiales, quemaduras por algunos materiales inflamables, etc.

De una forma general, los incumplimientos de las normas de seguridad, suelen afectar al diseño y construcción, a la inflamabilidad, la seguridad eléctrica, los imanes, y a los contenidos de sustancias tóxicas, especialmente en los importados de países como China.

A partir de ahora podremos estar un poco más tranquilos en lo que respecta a la seguridad de los juguetes, porque la nueva normativa obliga a los fabricantes a incluir siempre información sobre el lugar de fabricación, su número de lote y producto... además de obligar a cometerse a estrictas pruebas en laboratorios u organismos de control.

Gracias a la acción conjunta de las normas de la Unión Europea y una correcta supervisión por parte de los padres, este año podremos disfrutar de unas Navidades más tranquilas, respetando siempre los límites de edad recomendada de los juguetes y las instrucciones de los mismos. ¿A qué esperas para escribir tu carta a Papá Noel?