No hay crisis para los bebés

Este fin de semana estuve visitando una de las ferias más esperadas por los padres, y pude comprobar que la crisis no existe para los bebés. Había una vasta oferta de productos, como también una búsqueda incesante de los padres por las novedades, consejos, y por probar la infinidad de muestras que ofrecían los anunciantes. ¡Unas filas!

No hay duda de que el primer hijo es el que más gasto da a los padres, ya que los demás hijos acaban heredando casi todo de él. La Feria estuvo orientada para los padres primerizos, para los que tienen que comprar cuna, carritos, sillita para comer, silla para el coche, bañera, cambiador, en fin, todo lo básico que necesita un bebé en sus primeros tres años de vida que, como hemos visto, puede generar de entrada un gasto aproximado de unos mil euros. Y eso sin considerar los gastos con pañales, alimentación, cremas, y accesorios como los biberones y chupetes. Al final, ser padres no tiene precio, se hace todo lo que se puede por los hijos, y más.

Las ferias para padres y madres

La oferta de productos para bebés era algo que daba mareos. Entre los innúmeros folletos que distribuían las empresas y la cantidad de carritos que circulaban por los pasillos, eran de agradecer las áreas tranquilas, reservadas para la lactancia, para el cambio de pañales, y para las guarderías que se encargaban de distraer a los más pequeños, por un rato. Además, los padres también pudieron disfrutar de talleres sobre técnicas de relajación para el bebé, de yoga, masajes, y de consejos para fomentar los lazos afectivos entre padres e hijos. De lo que se trata en estas ferias, es que los padres encuentren las respuestas a todas las preguntas que más os afligen. Cómo vestir, llevar y alimentar a sus hijos, qué juguetes y chupetes comprarles, adónde y cómo ir de viaje con ellos, qué ayuda pueden tener si tienen mellizos o trillizos, y más. Creo que en la Feria sólo una pregunta se quedó en el aire. ¿Por qué la nombraron el Salón de Bebés & Mamás, si eran los padres los que más intentaban calmar a los más pequeños para que las mamás se centrasen en las informaciones y compras? Así que nada más justo que incluyesen a los padres también en el nombre de la Feria, ¿no? El embarazo también es cosa de dos. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com