Vicks VapoRub: Un riesgo para la salud de los bebés

¿Quién no ha usado la crema de Vicks Vaporub alguna vez? Pues ahora dicen algunos científicos que este ungüento casero, que sirve nada más nada menos para aliviar malestares de la gripe, ahora podría provocar inflamación importante de las vías respiratorias, principalmente si usado en niños con menos de 2 años de edad.

Estudio sobre el uso  de Vicks Vaporub en los niños

Niña sonando la nariz

La investigación fue llevaba a cabo por estudiosos del departamento de Pediatría de la Universidad Wake Forest (en EEUU), después de que se descubrió que un bebé de 18 meses había desarrollado problemas respiratorios graves después de que se aplicara Vicks Vaporub directamente en su pecho y nariz. Al probaren el producto en animales que comparten un sistema respiratorio similar al de los humanos, se observó que se produjo el efecto contrario al esperado. La producción de mucosidad aumentó casi un 60 por ciento y la capacidad de deshacerse del moco se redujo en un 36 por ciento.

El estudio confirma lo que dice el prospecto de Vicks Vaporub. Este fármaco no debería usarse en niños menores de dos años porque existen riesgos de que les provoque más problemas respiratorios de los que pretende solucionar. El descongestionante a base de alcanfor, aceite de eucaliptus y mentol puede provocar inflamación de las vías respiratorias, y estimular la producción de catarros, que se acumulan en la tráquea impidiendo el paso normal del aire.

Todo eso no quiere decir que este producto, desarrollado hace más de un siglo, no sea seguro ni eficaz. No se cuestiona su calidad. Los investigadores alertan solamente a que se siga las indicaciones que existen en la etiqueta del producto. Y que tanto el uso de este fármaco como de otros que se pueden comprar en las farmacias sin receta médica, no se haga en los bebés, sin antes consultar a un médico. Hasta los dos años de edad, los bebés no presentan madurez pulmonar.

En los primeros dos años, los pediatras recomiendan utilizar solo suero salino, el uso de una pequeña pera de plástico para retirar los mocos, y dar bebidas templadas y sopa de pollo, para aliviar la congestión nasal en los bebés. Aunque siempre utilicé este bálsamo en mi hija, hasta hoy ella no ha presentado ni uno de los efectos secundarios relacionados por los investigadores como son los problemas de queratoconjuntivitis, bronco espasmos o reacciones alérgicas.

Cuando mi hija tiene algún resfriado, presenta aumento de la mucosidad y le congestiona la nariz, sigo lo que siempre vi en los anuncios de Vicks Vaporub. Le unto la nariz y el pecho con la crema, y ella duerme más aliviada. A mí también, desde muy pequeña, me trataban con esta crema. De mayor, desarrollé alergias y asma bronquial. ¿Será por ello?

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com