Juega a cocinar con tu hijo un bizcocho de yogur con manzana

Pasar tiempo de calidad con tus hijos es importante, y una forma estupenda de hacerlo es cocinando con ellos. La posibilidad de crear algo por si mismos, por supuesto con tu supervisión y ayuda, es una buena manera de disfrutar en familia y educar. Cocinar con los niños tiene múltiples beneficios: les enseñas cómo comer de una forma saludable, a seguir instrucciones, cumplir objetivos y, por supuesto, el mayor beneficio de todos es el momento de complicidad que pasarás con ellos "jugando" a cocinar.

¿Por qué no eliges un día de la semana como el día de los "pequeños chefs"? El viernes por la tarde es ideal para comenzar un fin de semana "de rechupete"... Y para comenzar, nada mejor que un bizcocho. Este tipo de repostería casera puede formar parte de una dieta equilibrada si se consumen de forma ocasional y con ingredientes naturales. Para los niños es divertido romper los huevos, echar la harina y el azúcar, batirlo todo... y mirar por la puerta del horno para ver como el bizcocho va subiendo de tamaño.

Receta del bizcocho de yogur con manzana

Bizcocho de yogur con manzana

Os paso una receta de un bizcocho de yogur con manzanas muy sencillito y os aseguro que es delicioso...

Ingredientes necesarios para hacer el bizcocho:

- 1 yogur de limón

- 4 huevos

- 3 vasos (de yogur) de harina

- 2 vasos (de yogur) de azúcar

- 1 vaso (de yogur) de aceite de girasol

- 2 manzanas golden

- 1 sobre de levadura en polvo

Preparación del bizcocho de yogur con manzana

Precalentar el horno a 200 ºC, 15 minutos antes. Batir los huevos con el azúcar hasta que doble su volumen. Añadir el yogur y batir. Incorporar la harina junto a la levadura con un tamizador o con un colador. Finalmente echar el aceite y batirlo todo. Pelar las manzanas y cortar en láminas finitas que se irán poniendo encima de la mezcla, que habremos echado en un molde previamente engrasado con mantequilla o aceite y un poco de harina. Espolvorear con azúcar por encima. Introducir en el horno a 180 ºC durante 25 minutos. Para saber si está cocido pinchar con la punta de un cuchillo, que debe salir limpia. Cuando salga el bizcocho del horno, no te olvides de hacer fotografías a tu hijo con el bizcocho para que luego presuma con amigos y familiares...

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com