¿Tu hijo tiene miedo? Ayúdale a superarlos II

A los miedos de los niños no debemos sobrevalorarlos ni quitarles importancia. Lo mejor que pueden hacer los padres es ayudar a sus hijos a identificar sus miedos, y a combatirlos, con mucho cariño y paciencia.

Lo primero que pueden hacer los padres es escuchar a su hijo. Conocer qué es lo que siente delante de lo que le da miedo, qué es lo que le asusta, y todo lo que el niño quiera decir. Al desahogar, el niño se sentirá comprendido, aliviado y arropado. Luego, con un lenguaje apropiado a su edad, explícale qué es el miedo. Un sentimiento que se puede controlar si se quiere. Anímale diciendo que juntos buscaréis una fórmula para superarlo. Una vez he leído un cuento curioso en el que un abuelo enseñaba a su nieto a enfrentarse a la oscuridad.

Los miedos de los niños

Su abuelo le compró un escudo (de juguete), de esos que usaban los guerreros para protegerse en las guerras. El abuelo dijo al niño que el escudo es un buen protector y que le protegería de la oscuridad. Noche tras noche, el abuelo enseñó a su nieto a caminar por la casa en la oscuridad con su escudo, y el niño sintió que no le pasaba nada con solo llevar el escudo por delante. El siguiente paso, fue convencer al niño que, si se durmiera con la luz apagada en su habitación, no le ocurriría nada si estuviera con el escudo. Pues así fue. El niño acabó durmiendo solo en su habitación por las noches. Al cabo de unos días, viendo que el escudo se le caía por las noches al suelo, el niño vio que ya no necesitaba de protección. Que él, solito, ya conseguía dominar la oscuridad. Y así dejó el miedo a la oscuridad. ¡Etapa superada! Me pareció de lo más ingeniosa la idea del abuelo. Cuando tu hijo sea capaz de hacer algo solito, reconozca sus esfuerzos. Le ayudarás a que tenga más confianza en si mismo, y enfrentará a sus miedos con más determinación, coraje y valentía. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com