Gripe porcina: Cuidados con los niños en las guarderías

A causa de la influenza, muchas guarderías y escuelas fueron cerradas temporalmente en México para evitar que el virus se propagara entre los pequeños. Si no vives en México y tu hijo va a una guardería o parvulario, lo mejor es que esté atento a algunos consejos sobre los cuidados en el manejo de los niños en sus instalaciones.

Aparte de seguir las medidas generales de prevención y control de la gripe porcina, es decir, lavar las manos con agua y jabón después de una tos o estornudo, antes de comer, y de tocar los ojos, boca y nariz, se debe animar a los cuidadores de los parvularios a que: - Laven las manos y los juguetes con agua y jabón, evitando cualquier suciedad.

Lavar bien las manos con jabón

- Laven siempre las manos después de haber tenido contacto con secreciones nasales y orales de los niños, principalmente cuando el niño presente algún flujo nasal o estornudos. - Estén atentos por si existen niños con tos persistente, fiebre alta y dolor de garganta, si existe alguna notificación de surto de la gripe en la ciudad adonde vives. El centro educativo deberá informar a los padres acerca de cualquier cambio en la salud de su hijo. - Eviten el contacto de un niño enfermo con otros. Es aconsejable que el niño que esté enfermo no acuda al centro educativo, como medida para evitar la trasmisión de la enfermedad. - Notifiquen a la secretaria de salud del municipio si notan que existen un aumento del número de niños que no acuden al centro por problemas de salud. Estas medidas son importantes no sólo porque nos referimos a la prevención de la gripe porcina, sino porque también pueden ser eficaces para evitar enfermedades como la varicela, la conjuntivitis, u otras. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com