¿Vas a viajar sola en avión con tu bebé?

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Dentro de algunos días tendrás que subir en un avión con tu bebé y te preocupa cómo te apañarás para llevarlo en los brazos y a la vez tener que cargar con las bolsas, carrito, y todo lo que supone viajar con un bebé. Tranquila, viajar sola (o solo) con un bebé no es motivo para desesperarse.

La primera vez que mi hija viajó en avión fue cuando ella tenía sólo 16 días. El vuelo fue de unas tres horitas, y yo tenía el recelo de que no iba a poder con todo. Estábamos solitas las dos, pero no me sentí sola en nuestra primera aventura. Cuando hice la reserva del vuelo supe que las compañías reservan los asientos que están delante de la cabina de clase turista para las familias que viajan con bebés, porque ofrecen más espacio para estirarse y es más cómodo para levantarte y caminar con el bebé. Además, te ponen una cunita para que el pequeño pueda dormir más cómodamente durante el vuelo.

Viajar con un bebé en avión

Bebé en avion

Durante el vuelo, el personal estaba muy pendiente de nosotras. Echaron un vistazo a mi hija mientras yo tuve que ir al baño, me ofrecieron agua caliente para prepararle el biberón, e incluso me dieron consejos para evitar que mi pequeña sintiera alguna molestia por los cambios de presión atmosférica que suelen alterar los órganos auditivos que aún son muy tiernos en los bebés. Ella protestó un poco pero la molestia se le pasó en un pis-pas con el chupete que le di. Para evitar cambiarle el pañal en pleno vuelo, decidí cambiarlo un poco antes de subir al avión. ¡Una gran idea! Si viajas solo o sola con un bebé, no tengas miedo de pedir ayuda. Y no te olvides de comer y beber. Si no puede hacerlo a la hora que sirven la comida, pide a la azafata que te guarde una comida para después.

Cuando uno viaja con un bebé muchas veces se olvida de sí mismo.  Si el vuelo es muy largo, es decir, de más de cinco horas, es recomendable que se lleve algunas cositas que distraigan al bebé. Como en cualquier medio de transporte, se debe evitar dejar al bebé por el suelo o que chupe, por ejemplo, el apoyabrazos del asiento. La higiene con los pequeños es imprescindible. Lo esencial es no llevar demasiadas cosas, sólo lo necesario. Para eso, nada mejor que hacer una lista de lo que debes llevar. Así no te olvidarás de nada. Te damos algunas sugerencias:

- La comida para el bebé: leche, potitos de fruta o verdura, galletas, zumos.

- Pañales y toallitas húmedas.

- Una muda de ropa para el bebé.

- Una sábana, una mantita, y una ropa de abrigo (por si hace frío).

- Chupetes, biberones, y algún juguetito.

Cómo ves, no hay motivos para desesperarse. Si tu bebé llora, puedes calmarlo caminando con él por los pasillos. El movimiento suele calmar a los pequeños. Y no te olvides de relajarte mientras duerme el bebé. Puedes oír música o ver una película. Bien, ¡que tengáis un buen viaje!