A los niños les encantan los aperitivos y entrantes

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

A mí hija, cuando era pequeñita, le encantaba los aperitivos. Cuando nos encontrábamos o llamábamos a algun amigo de fin de semana, ella se animaba y nos proponía: ¿Tomamos un "pitivito"? Lo que ella quería decir era que tomásemos un aperitivo, de alguna manera.

De hecho, en nuestra casa, especialmente los domingos, siempre hacemos cositas de aperitivo para compartir en el salón. Hacemos de todo un poco. Aparte de las patatas fritas, hacemos croquetas, mini sandwiches, empanadillas... pero uno de los que más nos gusta hacer son las Bolitas de patatas rellenas de queso. ¡Están buenísimas!

Receta de bolitas de patatas rellenas de queso

Receta de bolitas de patatas rellenas de queso

Si algún día queréis preparar un estupendo aperitivo para toda la familia, podéis preparar estas ricas y deliciosas Bolitas de patatas rellenas con queso. A mi hija le encanta colaborar y se involucrar en su elaboración. Ella se responsabiliza siempre en rebozar las bolitas, por ejemplo. Sigue la receta por si te interesa hacerla con tus hijos:

Ingredientes:

  • 400 gr de patatas
  • 250 gr de queso Edam u otro que más os guste
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Aceite para freír
  • Harina de trigo para rebozar
  • Pan rallado para rebozar

Cómo preparar las bolitas con queso:

1- Lavar y cortar por la mitad las patatas, y ponerlas a cocer en abundamente agua caliente, hasta que estén tiernas.

2- Retirar las patatas, quitarles la piel y amasarlas con un tenedor o pasarlas por un pasapuré.

3- Poner la mezcla de patatas en una cacerola y añadir dos cucharadas de leche y una de mantequilla. Remover hasta que se despegue del fondo de la cacerola. Retirar y dejar que se enfríe.

4- Cortar el queso en pequeños dados.

5- Formar las bolitas. Coger una pequeña cantidad de puré de patatas, rellenarla con el queso y con las manos, hacer bolitas.

6- Rebosar las bolitas. Primero, pasarlas por la harina de trigo, luego por el huevo batido y enseguida por el pan rallado.

4- Poner a calentar el aceite en una sartén, a fuego lento.

5- Cuando el aceite esté caliente, echar las bolitas, una a una y freírlas hasta que estén doradas.

6- Sacarlas del aceite y dejarlas en papel absorbente para que se quite el exceso de grasa.

7- Servirlas aún calientes, pinchadas con un palillo, como si fuesen piruletas, o en un bol.

Si desean puede acompañar las bolitas con salsa de tomate.

¡Buen aperitivo!