¿Te han explicado algo sobre la episiotomía?

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Ahora que te falta poco para tener a tu bebé, ¿te han explicado algo sobre la episiotomía en el primer parto? Tiene sonadas críticas por las secuelas que impiden la óptima recuperación de la recién estrenada mamá durante el puerperio o la cuarentena, periodo que transcurre desde que das a luz hasta unas 6 u 8 semanas después del parto.

La episiotomía: ventajas y desventajas

Mamareciennacido

Para quién todavía no lo sabe, la episiotomía es un corte en el periné (espacio comprendido entre la vagina y el ano) para agrandar el orificio vaginal y así favorecer la salida de la cabeza del bebé en el expulsivo. Normalmente, esta intervención quirúrgica menor es recomendable para ayudar a nacer a tu hijo en los partos difíciles, ya que entre otros beneficios, evita una fase de expulsión demasiado prolongada, en la que el niño pueda llegar a tener un sufrimiento fetal o que las madres lleguen a padecer, por el gran esfuerzo y presión de la cabeza del bebé, desgarros irregulares, mucho más difíciles de reparar que el corte limpio de la episiotomía.

También suele emplearse para evitar el agotamiento extremo de la madre, especialmente en las primerizas, para las que el trabajo del parto suele ser más agotador y duradero que para los siguientes partos, si los hubiera.

Por supuesto, en estos casos, todas las madres estaremos de acuerdo en pensar que los obstetras o matronas deben tomar la decisión más conveniente en el momento del parto. Pero creo bastante indeseable su práctica a la ligera, sólo para disminuir el tiempo natural que una madre necesita para dar a luz a su bebé. Digo esto porque casi no conozco a ninguna mujer que no haya sido objeto de alguna. Muchas veces las madres sufrimos en el posparto las consecuencias de esta práctica, que aunque no son graves, sí pueden llegar a ser muy molestas.

El posparto no es el mejor momento para sobrellevar una carga añadida, ya que las primeras semanas después de dar a luz estamos expuestas a muchos cambios a nivel físico y psicológico. Raro es que la madre no necesite descansar o tomarse las cosas con calma para poder dedicarse a su hijo por entero y adaptarse a la vida con un nuevo miembro en la familia.

Los estados de tristeza u otros cambios emocionales también están a la orden del día. La ayuda del papá en esta etapa es clave, éste podrá implicarse en el cuidado de su bebé y en la atención a su mujer. 

Patro Gabaldon