Regala o lee un libro a tu hijo

Aunque parezca que pasar las páginas de un libro pueda aburrir a un niño, pensar eso es erróneo. Aunque el libro no le haga saltar, correr,... dará alas a su imaginación, a sus emociones, conocimientos, y lo que es mejor, le proporcionará uno de los hábitos más enriquecedores para uno: la lectura.

¿Por qué no regalar a los niños un libro? La lectura es una alternativa que también permite disfrutar y desarrollar una actividad en conjunto.

Compartir intereses, informaciones, historias, cuentos... La lectura contribuye al desarrollo de mecanismos como la comprensión, el lenguaje y la comunicación, y ayuda en la formación de los pensamientos de los niños.

Los beneficios de la lectura para los niños

Niña lee

Antes de hablar, los niños escuchan y entienden el lenguaje. Pues antes de hablar, los niños también pueden entender el lenguaje escrito. 

La lectura favorece a muchas habilidades sociales. Permite entender distintos mundos, crear una actitud de empatía hacia el otro, e introduce el niño en el mundo de las ciencias y del pensamiento crítico.

Leer con los niños es bueno por muchos motivos:

1- Ayuda a aumentar el vocabulario y el conocimiento

2- Enseña a construir oraciones y a considerar los signos de puntuación

3- Motiva para leer

4- Favorece la correcta pronunciación.

Para que el niño se sienta motivado a leer es necesario que el libro sea interesante también para sus padres. Que cuente una historia que le haga probar distintas emociones, conocer diferentes realidades, y que le permita reflexionar sobre ella.

Cuánto más pequeño sea el niño, más tendrá que lucir la historia que cuente el libro. Un libro debe ser visualmente atractivo, con ilustraciones sugerentes, claras, y ricas en formatos y colores. Algo así como una cajita de sorpresas, en la que los niños podrán encontrar humor, fantasía, misterios, leyendas, y un mar de cuentos e historias.