Ojo a la seguridad de los niños en casa

Todo cambia en una casa cuando hay niños, en los fines de semana, en vacaciones, en los días de semana... Por esta razón, extremar el cuidado en la casa es la manera más efectiva para evitar accidentes infantiles. Cuando los niños están en casa, hay más ruidos y es muy normal que se vean zapatos, juguetes, papeles,... dispersos por toda la casa, un "territorio" no siempre preparado para evitar que los pequeños estén alejados de los desagradables accidentes.

Cómo evitar accidentes en casa con los niños

La seguridad de los niños en casa

Si tienes niños en tu casa, estaría bien que siguieras algunos consejos básicos para evitar que los accidentes estropeen sus vacaciones. Los niños no deben:

- Estar solos en la cocina ni en el cuarto de baño

- Estar en brazos de la persona que esté cocinando

- Estar al lado de personas que estén utilizando objetos punzantes (tijeras, agujas) o cortantes

- Manipular objetos pequeños que puedan ser tragados fácilmente

- Estar cerca de aparatos eléctricos como calefactores, ventiladores, hornos, plancha, batidora, etc.

- Jugar con bolsas de plástico

- Jugar con juguetes que no sean adecuados a su edad

- Tener acceso al armario o cajón donde se guarda medicamentos o productos tóxicos (de limpieza, por ejemplo).

Aún teniendo todo el cuidado del mundo, los accidentes pueden pasar. Y ahí nos preguntamos cómo han podido ocurrir. Tal vez un descuido, una distracción, o una falta de previsión, pueden hacer con que ocurran accidentes. Si ni nosotros, los adultos, estamos libres de tener esta desagradable experiencia. Según las últimas estadísticas, en España se registran más de 30 accidentes domésticos infantiles a cada hora y es en el hogar donde se produce la mayoría de los accidentes entre los niños menores de cuatro años. Por eso, todo cuidado es poco a la hora de velar por la seguridad de los niños. Lo mejor es que estemos atentos, pues el hogar no siempre es el lugar más seguro para ellos.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com