Cómo llevar de paseo a un bebé en carrito

Parece una tontería cuestionar cómo se pasea a un bebé en carrito, pero no es así. Aunque no es necesario sacar un carnet o permiso para conducir carritos de bebés, hay estudios que revelan algunos consejos que pueden orientar a los padres sobre la mejor forma de llevar el carrito o cochecito, y sacar algunos beneficios del paseo con su bebé.

No hay nada más placentero para muchos padres que llevar a su bebé en cochecito o carrito por la calle. Mi marido y yo nos turnábamos para presumir de nuestra pequeña. Cuando ella era aún muy bebé, creo que poco se enteraba de lo que pasaba a su alrededor. Como iba de cara a la gente yo no podía ver sus reacciones.

Cuando parábamos en un parque y la miraba, ahí sí yo podía observar cómo ella reaccionaba cuando los árboles se movían, y ver la carita que ponía cuando escuchaba algún ruido fuerte y raro. Y me preguntaba por qué los carritos llevan a los bebés dando la espalda a sus padres. Cuántas reacciones de mi hija yo no he podido conocer...

El paseo en carrito del bebé

Después de leer los resultados de una investigación llevaba a cabo por psicólogos de la Universidad de Dundee, en Escocia, como parte de la campaña "Hable con su bebé", me sentí apoyada en mi inquietud. Los estudios revelan que pasear de cara a sus padres en carrito es sumamente beneficioso para el bebé. Además de mejorar su desarrollo, evita que los pequeños puedan sufrir problemas emocionales y de lenguaje.

Además, cuando los bebés están de frente a sus padres, su vida en el carrito no es aburrida ni estresante. En la investigación que participaron cerca de 3 mil padres y bebés, se observó que los niños que iban de cara a la persona que impulsa el carrito eran más propensos a hablar, reír e interactuar con sus padres que los que iban de espalda a ellos.

Los padres que empujaban los carritos con su bebé "cara a cara", hablaban más con sus hijos, haciendo con que las tasas cardíacas de los bebés cayesen y que ellos, al sentirse más seguros y relajados, acabasen dormidos. Dicho eso, creo que los fabricantes de carritos así como los padres, deberíamos hacer más caso a los estudios.

Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com