Los sueños del bebé en el vientre de su madre

Entre el sexto y el séptimo mes de gestación, el bebé comienza a sentirse algo incómodo en el vientre de su madre. En esta etapa el feto suele tener aproximadamente 30 cm y pesar entre 650 y 700 gr, y todos sus sistemas cerebrales, musculares y nerviosos, ya estarán casi del todo desarrollados. El feto empieza a moverse y a dar patadas no solo porque el espacio le queda pequeño, como también porque empieza a tener sueños.

¿Tiene sueños el bebé durante el embarazo?

feto duerme en el vientre de la madre

En la tripa de la madre, un feto de siete meses ya responde a los estímulos que provienen del exterior, como son las luces, los ruidos, la música y caricias. El feto sintetiza esas vivencias y procesa toda la información que recibe en los sueños. Eso influenciará en su descanso y sueño, empezará a demostrar su intranquilidad a través de algunos movimientos, haciendo con que su madre pueda sentir fuertes punzadas en su vientre. Según algunos estudios, el feto no tiene pesadillas, sus sueños son básicos y no causan traumas futuros.

A medida que el feto crece en el vientre materno, suele estar más despierto gracias a que sus sentidos están más desarrollados. En esta etapa es muy interesante y aconsejable que se les estimule a través de la música y de nanas, y que habléis con él.

La música clásica como la de Mozart o Vivaldi, son muy recomendables, principalmente para que el bebé pueda relajarse. Aparte de poder tranquilizar al bebé a través de un canto, de una "charla", o de un simple masaje en la tripa, también se puede estimular la visión del bebé que se encuentra en esta etapa.

¿Cómo? Pues exponiendo la tripa de la madre a luces de distintos y variados colores. Seguramente el bebé se dará cuenta de la estimulación y contestará con algún movimiento. En este caso, sabréis que vuestro bebé goza de salud y de mucha vida.

Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com