De qué hablan los papás y las mamás

Cuando yo era jovencita y mis hermanos mayores venían con mis sobrinitos a casa, compartíamos estimulantes momentos de conversación, pero, finalmente, mis hermanos siempre acababan hablando de sus pequeños o preguntaban a la abuela cosas sobre cólicos, empachos, catarros..., Yo pensaba para mis adentros '¿pero es que no saben hablar de otra cosa que no sea de sus hijos?'. Yo, cuando tenga hijos, no seré tan monotemática.

La experiencia de los padres

Familia habla

Ja, ja, ja..., este propósito se ha quedado en nada, porque yo misma me he descubierto mil veces hablando de mis hijos o de mis acontecimientos familiares con otros padres. ¿Será que ya no nos interesan temas como la política, los vecinos, los amigos, el trabajo, etc.? No se trata de eso, se trata de que compartir experiencias sobre nuestros hijos nos motiva sobremanera y ha tomado un lugar prioritario en nuestras vidas.

Quizás algunas personas no puedan entendernos, pero con los niños, los temas son inagotables: pipí, comidas, colegio, profesores, ropitas, travesuras, educación, enfermedades infantiles y remedios caseros. Las socorridas conversaciones sobre el tiempo, han sido superadas por nuestras vivencias cotidianas con nuestros hijos, lo cara que está la vida, es una conversación mucho más nutrida cuando incorporamos los gastos que acarrea tener niños, el deporte y el ocio está orientados a obtener respuesta de disfrute familiar, los virus son una inagotable mina de momentos compartidos, trucos, remedios y consejos...

A los papás y mamás desde luego nos interesan otros muchos temas, pero de alguna manera nos formamos como padres a través de la experiencia de otras personas que están en nuestra misma situación y, por ello, nuestros hijos son los temas de conversación preferidos porque compartimos y aprendemos de los demás y tenemos la oportunidad de transmitir nuestras preocupaciones, orgullo o alegría por tener una personita a nuestro cargo.

Patro Gabaldón. Redactora de Guiainfantil.com