Lactancia materna sin riesgos para el bebé

Ahora mismo hay una terrible ola de riesgos alrededor de los niños. Riesgo de que se ahoguen en las piscinas, de que sufran algún accidente en la carretera, de que mueran a causa de un golpe de calor, de tantas cosas. Como podemos comprobar, todos ellos dependen directa y únicamente del cuidado que tengan sus padres o la persona que les cuida, con ellos. Los riesgos también residen cuando una madre amamanta a su bebé. Nadie duda de la importancia y del valor de la leche materna para el bebé, pero algunos casos nos hacen dar más vueltas a la cabeza. ¿Una madre drogadicta o seropositiva puede dar el pecho a su bebé?

Los hechos y la ciencia dicen que no. Hace poco, en Barcelona, un bebé de un mes y medio, fue ingresado en urgencias de un hospital, por intoxicación de cocaína, detectada en un análisis de orina. La causa fue, al parecer, la ingesta de leche del pecho de su madre, adicta a la droga. La madre la llevó al hospital, de madrugada, porque la pequeña estaba muy nerviosa, no paraba de llorar y no podía dormir. Felizmente, la niña ha sobrevivido, y mientras no se dictamine lo contrario, se quedará con una familia de acogida.

leche materna

Aparte de las drogas, el VIH también puede ser transmitido al bebé durante la lactancia materna. Existe la probabilidad de infección de un 20 al 30%, pudiendo reducirse en un 70% con una terapia de AZT. Lo ideal sería que la mujer, una vez embarazada, haga el test de SIDA en el primer control del embarazo, para que se adopte medidas de prevención y tratamiento, con más tiempo. Por uno o por otro motivo la lactancia materna también debería ser vigilada para evitar riesgos de que el bebé se infecte. De esta forma, se estaría apoyando el mensaje que la Semana Mundial de la Lactancia Materna, con celebración prevista para la primera semana de Agosto, tiene especialmente para este año: Apoyando la madre… ¡Ganamos todos! Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com