El largo embarazo de una adopción china

Estos días unos amigos me manifestaban su deseo de tener un hijo, y eligieron la adopción como una alternativa. Al mismo tiempo que demostraban alegría por la decisión, se sentían muy angustiados. No hay duda de que ellos desean tener un hijo, lo que sí les hacen estar afligidos son todos los requisitos que exigen las autoridades chinas para las adopciones. Las adopciones chinas son las más demandadas por los españoles tal vez porque son las que están mejor reglamentadas. Sin embargo, desde el año pasado, China ha endurecido sus exigencias en cuanto a las adopciones de niños por extranjeros, y la adopción de niños chinos cayó en picado.

No os quiero desanimar pero el proceso para adoptar un niño o una niña china es lento y lleno de imposiciones. El primer requisito es que la adopción solo puede ser llevaba a cabo por una pareja que esté formalmente casada. Los chinos no permiten que sea una pareja de hecho, como lo son mis amigos, ni que la adopción sea mono parental. Aparte de eso, también se exige que los ingresos anuales de la familia sean de diez mil dólares por miembro, y se impide la adopción a los extranjeros obesos y a los mayores de 55 años.

La adopción en China

Desde el momento en que una pareja decide adoptar un hijo hasta que lo tiene en sus brazos, puede tardar hasta tres años. El primer paso es asistir a una reunión, donde te informan sobre la adopción, sus pros (el hijo) y sus contras. Miras al listado de documentos que tienes que presentar, te lo piensas, y si lo tienes muy decidido reúnes todo y lo presentas al cabo de unas semanas. A partir de ahí, todo es esperar. Al cabo de unas semanas recibes la visita de un trabajador social que visitará tu casa, se certificará de los ingresos que recibes, de con quién vives, y si estás preparada para tener un hijo. Semanas después recibes una carta de la Consejería para que vaya a ver a un trabajador social que te solicitará una carta de idoneidad. Para conseguirla tienes que pedir cita a un psicólogo quién te dirá si tienes competencia para adoptar. Y me pregunto quién está preparado para ser padre o madre. ¿Sólo los padres biológicos? Pero solo así se empieza el trámite. El embarazo es largo hasta que te asignen una criatura, lo que suele tardar unos 15 meses, 6 meses más que en un embarazo biológico. Son meses de espera, de inquietud, de incertidumbres. Nada es concreto mientras no te asignen un niño o una niña. Una vez que llega la asignación, puede tardar hasta tres meses para que puedan viajar a China para buscar vuestro hijo y ver cumplido vuestro sueño de convertirse en padres. A este paso, seguro que ya tenéis un nombre para vuestro hijo e incluso ropitas y habitación preparadas para él. Hoy, entre los documentos, viaje y donativos para el orfanato, una adopción de un niño chino cuesta unos 15 mil euros. Eso sin incluir todo el gasto que supone tener a un hijo, con alimentación, vestimenta, pañales, carritos, sillitas, etc. Seguro que por el precio que piden los chinos por las adopciones muchas parejas desistirán de tener hijos u opten por adoptar el hijo en otros países. Y me imagino que los orfanatos en China se quedarán aún más masificados y que muchos niños chinos crecerán sin una familia, y que muchas parejas, como mis amigos, se sentirán con uno de sus grandes sueños truncado. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com