El mejor momento para comunicar el nacimiento de tu bebé

Hoy 15 de abril se conmemora el Día del niño y qué mejor manera de hacernos eco que acordarnos de cómo dimos la maravillosa noticia de haber traído un niño al mundo. Una de las noticias más hermosas para trasmitir a los demás es nuestra reciente paternidad. El comunicado del nacimiento de nuestro bebé a familiares y amigos es, sin duda, una de las mayores alegrías para toda familia. ¿Cómo habéis comunicado el nacimiento de vuestro bebé?

El bebé ha nacido

Cuándo anunciar el nacimiento del bebé

En mi caso, el encargado de hacer el anuncio siempre ha sido papá al poco de ocurrir el acontecimiento, y él también ha sido la cara visible a quien hacer extensible la enhorabuena proveniente de familiares más lejanos, compañeros de trabajo y amigos. Normalmente, hemos comunicado telefónicamente o mediante SMS a los parientes allegados: abuelos y tíos, y hemos empleado el correo electrónico para los amigos o compañeros de trabajo.

El contenido del correo electrónico suele ser algo telegráfico, aunque pensado para satisfacer la curiosidad más inmediata de los interlocutores: "Nuestra hija Ana nació ayer día 14 en el Hospital..., de parto natural, pesó 3 kilos y quinientos gramos, es preciosa y duerme mucho", papá suele anexar una foto del recién nacido, para evitar la pregunta: ¿a quién se parece? Seguramente ni los que la observan con detenimiento darán con el parecido. Es precioso compartir con los demás esta enorme satisfacción vital. Las enhorabuenas, los buenos deseos, las recomendaciones se suceden y acumulan en nuestro correo personal.

Todos se muestras expectantes de conocer al nuevo fichaje de la familia. Los más cercanos, sólo tardan unos minutos en aparecer en el hospital para conocer al bebé y felicitar a los padres. En ocasiones, el hospital parece un mercadillo con la ida y venida constante de familiares y amigos, que no desean esperar más para conocer al retoño y felicitar a los recién papás. Los famosos, lo hacen mediante comunicados en prensa, otros, más modestamente, empleamos tarjetas personales especiales para el caso u otros procedimientos más o menos originales para dar la grata noticia. Pero sea cual sea la manera de hacerlo, seguro que todos estarán encantados de que compartáis la buena noticia con ellos, porque el nacimiento de un niño es siempre motivo de alegría.

Patro Gabaldón