Un cumpleaños muy feliz para los niños

¡Hoy celebramos un cumpleaños en casa! Celebrar los cumpleaños siempre fue una costumbre en mi familia. Siempre, todos los años, organizamos fiesta por los cumpleaños de todos. Pasteles, velas, refrescos, amigos, el Cumpleaños feliz. Mis padres siempre me han inculcado y enseñado que el cumplir años es una bendición, una forma de dar las gracias por haber vivido más un año y llegado hasta aquí, sano y enterito. En esos primeros años de vida de mí hija es lo que intento transmitirle cuando celebramos su cumpleaños o el de otra persona.

Un cumpleaños muy feliz para los niños

Preparar una fiesta de cumpleaños

Pase lo que pase, la ilusión de celebrar los cumpleaños de los niños debe estar siempre ahí. No hay nada más delicioso que ver a tu hijo delante de un bizcocho, apagando las velas, comiendo, jugando, divirtiéndose con sus amigos, y sintiendo que el día de su cumpleaños es especial. Por más que la organización de la fiesta haya representado un dolor de cabeza para ti, al final todo siempre sale bien, y te sientes plenamente satisfecho por haberlo hecho.

Preparar una fiesta de cumpleaños no siempre requiere tanto tiempo y trabajo. Hoy, por la falta de tiempo, muchas familias recurren a los espacios preparados para los cumpleaños como lo son las piscinas de bolas, las boleras, los restaurantes de comida rápida, etc. Allí, reúnes a los amigos de tu hijo, los dejas por una o dos horitas, y ya está. ¡Se lo pasan bomba! Además no tendrás que preparar el bizcocho, ni la mesa, ni nada de nada. Sólo tendrás que preocuparte con las invitaciones, en llevar y recoger a los niños.

Sin embargo, no siempre se puede desembolsar lo que requiere una fiesta así. Dependiendo de la cantidad de invitados, te puede salir bastante caro. Otra opción sería hacerlo en un parque, si hace buen tiempo, o llevar a los niños a ver una película interesante o, si tienes imaginación y tiempo, hacerlo en casa, en el salón, en el jardín o en el garaje. Lo importante es que sea un lugar seguro. Ten en cuenta que para los niños, todo lo que hagas estará perfecto. Así que no des tantas vueltas al tema.

Organizar una fiesta supone preparar la decoración, las piñatas, los balones, el pastel y las velas, vasos, servilletas, y todo lo que van a comer los niños (bocadillos, pizzas, snacks). Luego, dependiendo de la edad de tu hijo, prepara con él las invitaciones donde deben poner el lugar, el día y la hora del acontecimiento. También dependerá de la edad de tu hijo el organizar algunos juegos de diversión para sus amiguitos. Entre los más preferidos de los niños están el poner la cola al burro, el juego de las sillas, alguna magia, carrera de sacos, caritas pintadas, o algún baile.

Como ves, los niños no necesitan de grandes celebraciones. Con solo tener un espacio, juego, algo de comer y sus amigos, estarán más que felices. Y de eso es lo que se trata: de un ¡Cumpleaños muy feliz!

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com