La música más recomendable para los niños

La música tiene la sorprendente capacidad de influir a los niños a todos los niveles; físico, psicológico, intelectual, social y espiritual. La música puede incitarles a hacer cosas, puede estimularles y puede mover sus emociones..., no en vano es considerada como el lenguaje del alma. La música es arte que conmueve el espíritu, pero, por desgracia, no toda la música del mercado es adecuada para los niños.

El mejor tipo de música para los niños

Niña escucha música

Como el resto de medios audiovisuales, hay de todo y aunque en la variedad está el gusto, hay que ser conscientes de que hay canciones o letras de canciones infantiles que intranquilizan, que llaman al desorden, que mueven a la violencia o que lanzan mensajes poco adecuados para los niños. A veces, en el coche he puesto alguna emisora de radio que alguna vez me ha escandalizado a mí y a mis niños porque en la letra se decían palabrotas o eran de temática poco apropiada. Así que antes de hablar de los beneficios de la música, debemos hablar de qué tipo de música es la más recomendable para los niños.

Los niños mostrarán preferencias por unas o por otras, dependiendo de que el abanico ofrecido por nosotros sea amplio y variado, no sólo debemos conformarnos con poner las canciones más radiadas o con más tirón de ventas, es importante ofrecerles la visión de música como expresión artística capaz de trasmitirnos emociones y de mover nuestro espíritu. Así, una sencilla melodía de violín puede trasmitirle sensación de peligro, o ponerle el bello de punta por la emoción o proporcionarle bienestar y tranquilidad.

La música clásica y los niños

La música clásica establece un vínculo especial con la medicina, la concentración, el orden y las matemáticas, además de formar parte del poso cultural de cualquier persona. Es raro que ningún niño la escuche de manera fortuita, si no es por la influencia o afición de sus padres. Asimismo, para los más pequeños son muy recomendables las canciones que estimulan el aprendizaje de las letras, de los colores,... y a la expresión corporal y el baile. Es estupendo que los niños canten juntos, la música supone también un gran 'pegamento social', es una manifestación cultural colectiva. Hoy día parece haber un gran abismo entre la música culta o la tradicional, y la música comercial, pero ni la una es aburrida ni elitista, ni la otra es efímera o exenta de esfuerzo y belleza. Tanto las unas como la otra podemos ofrecerlas a nuestros hijos, especialmente si les ayudan a expresar y percibir belleza, armonía, orden, o despiertan en ellos alegría y placer.

La música clásica: óperas, zarzuelas, coros, sinfonías..., bandas sonoras de películas, canciones tradicionales, canciones infantiles, música actual, siempre que sean bien elegidas pueden ser beneficiosas para los niños, ya que forman parte de la cultura y arte, y tienen claras propiedades psicológicas, intelectuales e incluso, terapéuticas para los niños. ¡Les hace ser mejores!

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com