La difícil tarea de cortar el pelo de los niños

¿Has intentado cortar el pelo de tu hijo alguna vez? Lo que parece ser una tarea sencilla, no lo es, en absoluto. Basta con sentar al pequeño en una silla, coger el peine y las tijeras, para que todo se convierta en una misión imposible. ¡Qué dificultad! Los niños no se quedan quietos ni un solo instante, y el miedo que te das de hacerles daño te hace desistir y llevarlos a la peluquería más cercana.

Cuando son muy pequeños, es decir, antes del primer año de vida, hay bebés que no necesitan cortar en nada al pelo. A los demás, sí se puede hacer un arreglo, tranquilamente. Superado el primer año, el bebé que ya empieza a caminar y a estar más consciente de lo que ocurre a su alrededor, hace la vida imposible al que quiera cortarle el pelo. A muchas madres, les da un verdadero 'pánico' a las tijeras o a la maquinilla.

Cómo cortar el pelo a los niños

Cómo cortar el pelo de los niños

Algunos niños de entre 1 y 3 años, aún pueden estar más tranquilos en una peluquería, pero hay otros, los de a partir de esta edad, que ni poniéndoles en una silla con formato de coche, ni distrayéndoles con caramelos, revistas y libros, se quedan quietos. La única solución es cortarles el pelo en casa, una misión que de sencilla no tiene nada. ¿Cómo cortar el pelo a los niños? De acuerdo con las ideas que recibimos de algunas madres colaboradoras de nuestra revista, se puede, con paciencia, valor y maña, cortarles el pelo de los niños, siguiendo algunos pasos:

1- Presenta la maquinilla o las tijeras a tu hijo, para que ellos se familiaricen con estos aparatos, pierdan el miedo y ganen más confianza.

2- No desistas por si el niño empieza a llorar o a gritar. Déjale que llore. Cuando pare, entonces explícale qué es lo que vas a hacer.

3- Juega con el ruido que hace la maquinilla. Que el niño se acostumbre a los sonidos y no se asusten.

4- Cuando vaya a cortar el pelo, es conveniente que mantenga la atención del niño en otro objeto o actividad. Dale, por ejemplo, un libro con ilustraciones, unas galletas, o ponle una película que a él le guste.

5- Para empezar a cortar el pelo de niño es recomendable que lo humedezca y desenrede. Es más fácil después para hacer el trabajo.

6- Empiece a cortar el pelo siempre de abajo para arriba, separando los mechones en horizontal y sujetando el pelo de arriba con una pinza, y recortando poco a poco las puntas, más o menos medio centímetro.

7- Cuando termine de cortar las puntas, peinar al niño para ver si ha quedado alguna punta más larga sin cortar ¡Y ya está listo!