La comunicación y el vínculo del papá con su bebé

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Estoy convencida de que el lenguaje que tienen los padres con los bebés no es el mismo que tienen las madres con sus pequeños. Es como si hablasen otro 'idioma' entre ellos. El vínculo de la madre con su hijo se crea cuando el pequeño está aún en su vientre. El vínculo que establece el padre con el bebé es más tardío. No siempre se consigue cuando el bebé nace. Hay padres que tardan meses en conectar completamente con su hijo.

La ternura de los papás con sus bebés

Vínculo afectivo de papá con su bebé

El vínculo de la madre con su bebé nace y renace a cada momento, durante la lactancia, el cambio de pañales, a la hora de dormir, de pasear, de llevarle en los brazos. En cuanto a los padres, congeniar con el bebé representa todo un reto para ellos. Los papás no pueden tratar de ser otra mamá, ni deben. Deben ser ellos mismos y establecer un vínculo con el hijo a su manera. Al fin y al cabo, cuidar a un bebé recién nacido no implica sólo darle el pecho, o tenerlo limpio y estimulado. También requiere crear vínculos afectivos a través del tacto, del juego, de llevarle a dormir, atenderle o hablarle.

Es enriquecedor para el bebé que tanto la madre como el padre establezcan un canal de comunicación y un vínculo con él. A mi marido, al principio, le parecía imposible cambiar el pañal a nuestra hija o darle de comer. Lo aprendió poco a poco, pero porque quiso y se lo propuso. Hay padres que no llegan ni a eso. Les da miedo mancharse o 'matar de hambre' a su pequeño. Eso sí, algunos son muy graciosos. Me acuerdo que para dormir a su hijo por la noche, un vecino bajaba a su bebé en el cochecito al patio y daba vueltas y vueltas con el pequeño hasta que éste caía rendido y se dormía.

Los padres tienen una forma muy particular de conectar con sus hijos. Sin duda, muchos de ellos son más ingeniosos, más creativos y menos temerosos que nosotras. Los papás son muy particulares en estos temas, principalmente cuando el bebé es aún muy pequeño. Algunos sólo consiguen interactuar con sus hijos a partir de los 6 meses, cuando el bebé ya sujeta la cabecita y empieza a balbucear.

Sin embargo, los tiempos cambian y se nota que hoy los padres se involucran mucho más en el cuidado de su bebé. No importa, si a nuestro parecer lo hacen bien o mal. Lo que importa es que ellos lo intenten, hasta el punto de que hay padres que, por increíble que pueda parecer, cuidan mejor de sus bebés que las madres. ¡Hay padres que lo llevan genial! Puede que no les vayan bien lo de vestir al bebé, pero lo de llevarlo de paseo, al pediatra o a la guardería, se les da de maravilla. Sugerir aventuras, entretenerle mientras come, calmarle a la hora de dormir o leerle un cuento, también les va muy bien a algunos. No se si será por eso, pero la primera palabra que suelen decir los bebés es 'papá'.