¿Es normal que los niños se arañen y se muerdan en la guardería?

¡Qué duros los primeros días de guardería! Como muchos y muchos bebés, Amiel tiene año y medio, y por primera vez se va a la guardería. Su madre no sabe qué hacer. Estos primeros días en la guardería están siendo durísimos no solo para su hijo como para ella. Amiel se va y vuelve llorando. Y no es para menos. En la guardería le muerden y le arañan. La guardería dice que todo se trata de un accidente, pero la madre de Amiel no se lo cree.

¿Por qué muerden algunos los niños en la guardería?

Niños que muerden o arañan

La madre comprende que un mordisco, incluso con arañazo, podía ser accidental, pero cinco hematomas en tres lugares distintos, no le parecen algo tan inevitable. Los niños se pelearán por algún juguete, pero lo que ella no entiende es cómo en una clase de no más de siete niños de dos años de edad, con una educadora, pueda ocurrir algo semejante. No entiende cómo ven normal este tipo de comportamiento.

En el parte oficial de lesiones, expedido por un pediatra, consta que los hematomas que presenta Amiel en la espalda, en un brazo y en su carita, corresponden a mordeduras de un niño de aproximadamente dos años. En la guardería le dicen que lo que ocurre es muy normal ya que es parte del periodo de adaptación de los niños, y que los accidentes son inevitables.

La madre confía que se aclaren los hechos y que este tipo de negligencia profesional sea reprendida con todo el peso de la ley, para garantizar la integridad física de su hija, un derecho de todos los niños. Amiel es muy pequeña y todavía no habla como para confirmar toda la verdad, pero su cuerpecito dice con moratones y llanto, lo que ocurre, y con mucha claridad.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com.