Quejas y disgustos de los niños con los menús escolares

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Siempre estamos hablando de lo importante que es una alimentación sana y equilibrada para los niños, de lo esencial que es la higiene en los alimentos para evitar enfermedades y aún así, nos siguen llegando quejas y noticias sobre los menús escolares, sobre la falta de calidad en la comida que sirven a nuestros hijos en el colegio.

No hay año que mi hija, así como amiguitos suyos que van al mismo colegio o a otro, no dejen de quejarse de la comida que sirven en su colegio. A principios del curso de Primaria, solían venir contando que les servían purés de verdura fríos, pescados con espinas e incluso San Jacobo tan duros como suelas de zapato. Hice varias quejas pero fue en vano.

No acabo de entender porque pagamos tan caro por los menús escolares, aproximadamente unos 5 euros por comida, y que los niños sigan quejándose por cosas tan fundamentales como es la calidad, la temperatura, la seguridad, el cuidado y la higiene de los alimentos. ¿Serán los catering sólo un puro negocio?

Las comidas en el colegio de los niños

Niña come en el colegio

En una ocasión se sancionó con casi 8 mil euros a una empresa de catering que servía a un colegio de Infantil y Primaria, en cuyo menú infantil fueron encontradas algunas larvas de gusano.

La empresa, de nombre Ibagar, alegó que las larvas procedían de un pimiento sin tratar, en el que no se habían utilizado pesticidas y que por lo tanto no ofrecía cualquier tipo de intoxicación ya que la comida se sirvió a más de 80 grados. Por favor, si mi hija ya me vino contando que en su comedor, hay días que los niños se quejan de que la comida huele y sabe fatal, y que hasta la cuidadora del comedor les perdona si no la comen...

Ya he oído de todo en cuanto a los comedores escolares. De encontraren plumas en los muslos de pollo, algún pelo en las sopas... Y me pregunto: ¿hasta cuando eso seguirá así? ¿Por qué la comida que sirven a los profesores es diferente? ¿No estaría bien empezar por ahí a combatir la obesidad infantil?

En lo que se refiere a la alimentación de los niños, no se trata sólo de presentar un menú variado y valorado por nutricionistas. Tenemos el derecho, y no solo por lo que pagamos, de exigir que nuestros pequeños coman alimentos bien manipulados, cuidados y servidos. No creo que los padres, como yo, dejen a sus hijos al comedor sólo porque quieran, sino por necesidad. Por eso, desde este pequeño rincón, pido a las empresas, así como a las autoridades competentes, que vigilen mejor lo que comen y la forma cómo comen nuestros pequeños. Y que recibamos más información sobre el proceso seguido desde la cocina hasta que se sirve la comida a los niños.