El bulo de cómo el papel de aluminio afecta a la salud de la familia

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

¿Cuántos bocadillos habrás envuelto con el papel de aluminio hasta el día de hoy? Lo lógico es pensar que la cara brillante del papel de aluminio es la cara exterior... y sin embargo, una nota (supuestamente de un organismo competente) avisa del error... debemos envolver los alimentos con la parte brillante hacia dentro.

Pero... ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿De verdad es peligroso el papel de aluminio? ¿Y será verdad que debemos usar la parte brillante como cara interna?

Mitos y verdades sobre el papel de aluminio y la salud familiar

Mito papel de aluminio

De pronto, una imagen llega hasta ti. Autoridades sanitarias parecen avisar: el papel de aluminio no lo estamos utilizando bien. La cara más brillante siempre debe quedar pegada a los alimentos, y la cara mate, debe quedar hacia afuera, aunque quede feo... ¿La razón? La parte mate del papel de aluminio es tóxica. Mientras que la cara más brillantes, es más segura, ya que tiene una 'barrera' protectora. Pero... ¿esto es verdad?

Los fabricantes de papel de aluminio aseguran que esto no es cierto, que el hecho de que una de las caras se mate se debe sólo al proceso de fabricación. En la última fase, de prensación, se duplican las hojas de papel, y las caras internas, que no pueden pasar por el rodillo que les da el brillo característico, quedan mate. Así de sencillo.

Es más... en distintos países se han efectuado estudios al respecto, para comprobar las garantías sanitarias del papel de aluminio. No se han encontrado evidencias que demuestren que el papel de aluminio sea realmente tóxico, ya que las partículas de aluminio que pueden desprender son realmente mínimas. 

Lo que sí se advierte, desde la EFSA (Autoridad Sanitaria para la Seguridad de los Alimentos), es que no se utilicen en procesos de horneado y en la elaboración de recetas con jugos (por ejemplo, con el Papillote). 

Cómo usar de forma correcta el papel de aluminio

1. No importa la cara que utilices a la hora de envolver un alimento. Es indiferente que sea la cara brillante o la mate la que queda como cara interna.

2. Evita utilizar papel de aluminio al realizar postres en el horno. Mejor, el papel vegetal.

3. Evita usar el papel de aluminio con frutas cítricas, alimentos como el tomate o vinagretas o alimentos en escabeche. Acelera el proceso de oxidación y además, en este caso, el aluminio sí entra en contacto con los jugos de los alimentos.