Aperitivo de mandarina y manzana mejora la salud de niños obesos

La fruta forma parte de la alimentación del bebé desde los seis meses que es cuando los pediatras aconsejan que se debe introducir en la dieta del niño por su alto contenido en vitaminas y su aporte nutricional. Desde este momento, los niños deberían tomar fruta a diario. Si ya es bien sabido los beneficios de la fruta en la dieta de los niños, ahora unos estudios revelan que la mandarina y la manzana ayudan a reducir riesgos cardiovasculares en niños obesos.

Un aperitivo con frutas mejora la salud de niños con sobrepeso

Aperitivo de manzana y mandarina para niños obesos

Investigadores de la Universitat Politècnica de València, el Hospital Universitario Doctor Peset, la Universitat de València y el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC han desarrollado un nuevo aperitivo, elaborado con manzana impregnada en zumo de mandarina que, tras unos estudios, ha resultado altamente beneficioso para niños con sobrepeso.

El estudio se realizó sobre 48 niños obesos de entre 9 y 15 años y el resultado fue:

- mejora de la presión sanguínea

- aumento de las defensas antioxidantes

- disminución del daño oxidativo y la inflamación, que son factores de riesgo cardiovascular

Para obtener este aperitivo, los investigadores enriquecieron rodajas de manzana con zumo de mandarina mediante una tecnología de impregnación al vacío desarrollada por ellos. Su intención es comercializarlo para ponerlo al alcance del público en general, y de los niños obesos en concreto. 

Sin embargo, es importante recalcar que este aperitivo no es un producto que induzca a la pérdida de peso en los niños, pero sí se trata de un alimento que puede mejorar su calidad de vida, ahora que cada vez es mayor el número de casos de niños con sobrepeso. 

. Editora de GuiaInfantil.com