Enfermedades raras que afectan a la alimentación de los niños

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

El 28 de febrero se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Raras. ¿Sabes que hay más de 7000 que afectan tanto a adultos como a niños? Se consideran raras porque afectan a menos de 5 de cada 10 000 personas. Por su baja incidencia, no existe muchas veces investigación para ellas o un tratamiento eficaz. Son muchas veces las familias anónimas y asociaciones sin ánimo de lucro quienes luchan, a veces en solitario, por dar a conocer estas enfermedades.

Estas enfermedades en la mayor parte de casos tienen un componente genético y dan la cara en las primeras etapas de la vida de un niño. Las más de 7000 enfermedades afectan al desarrollo cognitivo, músculo-esquelético, del lenguaje o del crecimiento. Y también algunas a a la capacidad y forma de alimentarse en los niños.

Enfermedades raras infantiles alimentarias 

Enfermedades alimentarias raras en niños

Una de las mayores preocupaciones que tienen los padres seguidores de GuiaInfantil es la alimentación de sus hijos. Cada día recibimos docenas de consultas y dudas de padres en torno a la nutrición infantil. Es por ello, que queremos poner foco sobre esas enfermedades raras que tienen que ver con la alimentación de los niños.

Acalasia: el esfínter gastroesofágico no puede relajarse al deglutir la comida, es decir, una vez tragado el alimento, se atasca en el esófago del niño. Lo único que pueden hacer los afectados es masticar bien, beber mucha agua en las comidas y evitar comer antes de acostarse.

Fenilcetonuria: se trata de una alergia alimentaria extrema. Los niños que la padecen no pueden comer lácteos, ni huevos, ni frutos secos, ni carne, ni legumbres, ni pescado ni cereales. Parece increíble, pero su dieta es una de las más restrictivas que se conocen.

Trastornos en el metabolismo de los ácidos grasos: al contrario que la anterior, los afectados no pueden permanecer mucho tiempo sin comer ya que corren el riesgo de sufrir un shock hipoglucémico. No son capaces de utilizar las grasas acumuladas cuando hay que quemar energía.

Trastorno de la Pica: es una enfermedad alimentaria rara cuya causa puede ser física o mental. Los que la padecen sienten el deseo de comer objetos que no son alimentos como clavos, papel, piedras o vidrio.

La Trimetilaminuria o síndrome del olor a pescado: la enzima con este nombre tiene un olor muy fuerte y cuadno no se destruye en el hígado, pasa al sudor, aliento u orina provocando un desagradable olor en quien lo padece similar al del pescado.

El síndrome de autodestilación, la colitis eosinofílica, la fenilcetonuria... son otras de las enfermedades raras relacionadas con la alimentación que paceden unas cuantas personas en el mundo, entre ellas niños, y que para ellas, la alimentación supone un verdadero problema más que un placer.