10 curiosidades sobre los bebés que no sabías

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Si no has tenido mucho contacto con bebés, puedes llegar a pensar son esas bolitas sonrosadas, de piel suave que miran embelesados a su mamá con los ojos muy abiertos y azules. Igualito que en los anuncios de la televisión.

Sin embargo, la imagen de los bebés no siempre tan idílica y menos de recién nacidos. Es más todo lo que te hayan contado sobre los bebés se queda corto, a medida que crecen todo es una sorpresa y un descubrimiento. Nunca lo habrías imaginado pero los bebés...

Cosas curiosas sobre los bebés y recién nacidos 

Curiosidades de los recién nacidos

1. Los bebés tienen vello por todo el cuerpo: cara, espalda, brazos, piernas e incluso... ¡en las orejas! Se llama lanugo y protege dentro del útero. En ocasiones lo pierden antes de nacer, lo digieren y forma parte del meconio. Otros bebés nacen con ese vello, que va cayendo poco a poco.

2- Las bebés niñas pueden tener una especie de menstruación, es normal, cuando están en el útero absorben las hormonas de la madre y provoca un ligero sangrado vaginal, que desaparece a los pocos días.

3- Algunos bebés pueden producir leche: las hormonas de la madre también pueden provocar la salida de leche por el pezón del bebé. Según sea el caso, el pedíatra podría recomendar apretar para sacarla y así evitar que se formen bolas de grasa y dolor en la zona.

4- Los bebés nacen con los ojos muy grandes: puede que no los abran mucho en un principio, pero su tamaño es el 75% de los de un adulto. Durante el resto de su vida sólo tendrán que crecer otro 25% para alcanzar su máximo tamaño.

5- Los bebés no tienen lágrimas: los motivos no se conocen con exactitud, aunque la teoría más reconocida es que los conductos lagrimales aun no están abiertos del todo y no pueden pasar las lágrimas.

6- Los bebés tienen 70 huesos más que un adulto: esos huesos tienden a unirse a medida que evolucionan, por ejemplo el cráneo está formado por varias placas (fontanelas) que terminan juntándose.

7- El bebé hace pis dentro del útero: puede parecer desagradable ya que el bebé además da tragos al líquido amniótico pero éste se renueva cada 24 horas.

8- Los bebés pueden tener erecciones: por supuesto, el estímulo no es sexual sino una respuesta natural de su organismo.

9- Algunos bebés duermen con los ojos abiertos: y además, puede apreciarse como se mueven durante su fase de sueño.

10- Los bebés tienen grandes habilidades respiratorias: pueden bloquear la entrada de agua de forma instintiva si los sumerges en una piscina, pueden tragar y respirar al mismo tiempo y a través del olfato pueden reconocer a su madre incluso sin verla.