Cuando el baño del bebé se transforma en la fiesta de la risa

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Si el primer baño del bebé nos transmite cientos de sensaciones (alegría, miedo, incertidumbre...), el primer baño del bebé 'solito' puede ser una experiencia realmente divertida. El bebé por fin se sienta sin ayuda. Es el momento de dejar que experimente el baño desde otra perspectiva. Sin brazos que le sujeten. 

El bebé al fin se siente libre. Libre para chapotear, para jugar con el agua. Para investigar. Para experimentar. Si además puede compartir esa experiencia con su hermano, el momento del baño se puede convertir en una auténtica fiesta.

Lo que los bebés pueden aprender con el baño

Bebé se baña

Los niños disfrutan del momento del baño. Para ellos es un lugar fascinante donde imaginar, experimentar y reír, sobre todo reír. Y ya sabemos que la risa es la mejor medicina para nuestros hijos, un ingrediente básico en su aprendizaje. La risa es contagiosa, así que si quieres reír, te propongo contemplar esta tierna escena: dos bebés gemelos de apenas nueve meses y medio, se bañan por primera vez solos en la pila de una cocina. ¿Piensas que pueden sentir miedo? Observa.

El vídeo de los bebés que transforman en un Festival de la risa el momento del baño

El momento del baño tiene muchas ventajas para nuestro bebé. Puede ser un momento relajante, pero también puede ser una 'fiesta para los sentidos':

- Le invita a experimentar con el agua y a descubrir: el sonido del chapoteo del agua, el olor del jabón,  la textura de la espuma, la fragilidad de una pompa de jabón, el frío, el calor... 

- Es un excelente lugar para jugar.

- Incentiva su imaginación. 

- El bebé se muestra más receptivo a los estímulos. Puedes aprovechar ese momento para enseñarle mediante el juego.

- Refuerza su autonomía.

- Refuerza su autoestima. El bebé se ve capaz de jugar y sostenerse solo en la bañera. Todo un logro.

Así que no lo dudes. En cuanto tu bebé pueda sentarse solo, sin ayuda, deja que disfrute del momento del baño. Juega con él, canta y muéstrale juegos en el baño que puedan incentivar sus sentidos.